5 de enero de 2007

Colombia.- La petrolera estatal colombiana ECOPETROL invierte 700 millones de dólares en mejorar la calidad del crudo

BOGOTÁ, 5 Ene. (EP/AP) -

En medio de la disminución de sus reservas, la petrolera estatal colombiana anunció hoy una inversión de 700 millones de dólares, casi 538 millones de euros en los próximos tres años para mejorar la calidad de crudos pesados que está extrayendo de sus campos de explotación al este del país.

La Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol) dijo que las inversiones se harán en el campo Castilla, en los llanos orientales, que produce 60.000 barriles diarios con el objetivo de alcanzar una producción de 90.000 barriles diarios en 2009. Igual hará inversiones en las instalaciones de San Fernando, en la misma zona geográfica.

Ecopetrol, de titularidad estatal, informó ayer en un comunicado que la ampliación de la producción de estos campos la hará sin la participación de socios extranjeros, aunque estos podrán participar en búsqueda de nuevos yacimientos en la zona.

Para el procesamiento del crudo pesado, Ecopetrol realizará durante 2007 los estudios para la construcción de una planta de procesamiento que transformará este petróleo en uno más liviano, mejor cotizado y con la posibilidad de obtener mejores calidades de productos refinados.

Colombia produjo en 2006 alrededor de 527.000 barriles diarios, de los cuales alrededor del 60 por ciento fueron exportados, representando el principal producto generador de divisas para el país.

Ecopetrol se alista para transformarse en una sociedad con capital mixto con la venta del 20 por ciento de su propiedad accionaria para obtener capital que le permita aumentar la búsqueda y producción de petróleo. En estas tareas la compañía anunció que invertirá hasta 2.000 millones de dólares, (algo más de 1.537 millones de euros) este año.

Actualmente las reservas de petróleo colombianas son de unos 1.400 millones de barriles, que permitirían mantener la autonomía de ese sector energético hasta el 2011.

La venta parcial de las acciones de la compañía permitiría tener un capital adicional para invertir en la búsqueda de yacimientos y, de tener éxito, Colombia alargaría su autonomía energética.