2 de julio de 2009

Compras chinas mineral hierro al contado complicarían a acerías

Por Miyoung Kim

SEUL (Reuters/EP) - Los pasos tentativos que ha dado China para abandonar el sistema que desde hace 40 años rige a los precios del mineral de hierro generaron interrogantes para sus acerías: cómo convencer a los nuevos clientes de adoptar precios de libre mercado cuando necesitan asegurar contratos de largo plazo.

China se ha escudado en que es el mayor comprador de mineral de hierro al pedir un recorte de precios mayor al de un 33 por ciento que lograron sus rivales asiáticas.

También ha sugerido que puede recurrir al mercado al contado si las mineras no ceden a su demanda y que está dispuesta a negociar los precios de la materia prima sobre una base trimestral o semestral.

Si bien eso le permitiría beneficiarse de cualquier caída de los precios en vez de pagar un valor fijo por todo un año, también generará una mayor incertidumbre sobre sus costos justo cuando las acerías chinas buscan asegurarse más contratos de largo plazo.

Pasar la inestabilidad de sus costos a los clientes sería una tarea difícil frente a rivales globales más rentables como Nippon Steel, que hasta ahora han respetado el sistema referencial.

"Si las plantas chinas optan por comprar (mineral de hierro) basándose en los precios al contado, generarían el riesgo de que los precios de los materiales se tornen inestables", dijo el analista Atsushi Yamaguchi de UBS.

"Entonces debería modificarse el sistema bajo el cual se negocian los precios anuales de los productos del acero, lo cual no sería bien recibido por los clientes", agregó.

Ante la escalada de los precios de las materias primas durante gran parte de esta década, las siderúrgicas chinas gozaron de una ventaja frente a sus rivales. Esto porque han vendido sus productos sobre una base al contado pero han pagado un sólo precio anual por el mineral de hierro.

GIRO EN LAS IMPORTACIONES

Pero ante la escasez de inventarios locales del mineral para alimentar a una industria que produce casi el 40 por ciento del acero del planeta, hasta sus productos más rentables han perdido competitividad este año, lo que obligó al país a convertirse en un importador neto de acero.

Productores de bajo costo de Rusia y Europa del este inundaron el mercado chino este año, mientras que las exportaciones de sus productos más costosos cayeron un 60 por ciento.

"Las acerías chinas ya son menos competitivas que sus pares en Japón y Corea del Sur, y eso explica en parte por qué sus precios de exportación de acero son más altos que los regionales", precisó Kim Hyun-tae, analista de Hyundai Securities.

Ante eso, el precio del mineral de hierro en el mercado "spot", que actualmente opera levemente por encima del valor referencial de este año y no garantiza un suministro estable a largo plazo, plantearía un interrogante para China, que busca elevar sus envíos para deshacerse de una producción que crece mucho más rápido que la demanda.

Pese a que advirtió que su producción de acero caería un 8 por ciento este año, el suministro diario de China alcanzó un máximo anual de 1,522 millones de toneladas entre el 11 y el 20 de junio.

Esa cifra equivale a una producción anual récord de 555,5 millones de toneladas, un 10 por ciento más que la del 2008.

Varias medidas, incluyendo algunos beneficios impositivos, no han logrado aumentar las exportaciones, debido a que los precios chinos siguen siendo más altos que los regionales.