27 de agosto de 2009

Congreso México aprobaría mayor déficit fiscal para 2010

MEXICO DF (Reuters/EP) - El Congreso mexicano aprobaría para el presupuesto del 2010 un déficit fiscal superior al 1.8 por ciento del PIB avalado para este año, mientras el país transita por su peor recesión económica en décadas, dijo el jueves un senador oficialista clave.

El Gobierno enviará a más tardar el 8 de septiembre su plan presupuestal del próximo año al Legislativo acompañado de un proyecto de reforma fiscal que buscará -en medio de los efectos de la crisis global- aumentar la recaudación tributaria de México, en proporción una de las más bajas de Latinoamérica.

"Tendrá que revisarse y considerarse el déficit como una fuente de origen de recursos extraordinarios con un plan de cómo regresar al equilibrio fiscal", dijo Gustavo Madero, jefe de los senadores del gobernante Partido Acción Nacional (PAN), un negociador clave del Gobierno en el Congreso.

A la pregunta de si el déficit fiscal del próximo año sería mayor al aprobado para este año, Madero respondió, en una entrevista telefónica con Reuters: "Sí, definitivamente".

Pero aclaró que todavía no se sabe cuánto mayor en relación al Producto Interno Bruto (PIB) podría ser el déficit que avalarán los legisladores.

El secretario de Hacienda, Agustín Carstens, ha dicho que las fuentes de recursos que podría tener el Gobierno son una reducción en el gasto, subir la recaudación fiscal y apoyarse temporalmente en un déficit que ayude a completar los fondos que harán falta el próximo año ante la caída de la economía.

El Gobierno espera un hueco fiscal de 300,000 millones de pesos (23,000 millones de dólares) en sus finanzas públicas del 2010 porque no contará con ganancias cambiarias, coberturas petroleras y fondos de estabilización que le permitieron este año compensar la caída en ingresos petroleros y tributarios.

Carstens dijo recientemente que el déficit fiscal podría cerrar este año hasta en un 2.0 por ciento y que México volvería al equilibrio fiscal en el 2012.

La crisis arrastraría a la economía mexicana a una caída de hasta un 7.5 por ciento este año, según el banco central.