16 de febrero de 2019

¿En qué consiste el plan fiscal anunciado por López Obrador para la petrolera Pemex?

¿En qué consiste el plan fiscal anunciado por López Obrador para la petrolera Pemex?
ARTURO MONROY/NOTIMEX/DPA

CIUDAD DE MÉXICO, 16 Feb. (Notimérica) -

El presidente de México, Andres Manuel López Obrador, anunció este viernes que inyectará 75.000 millones de pesos (unos 3.908 millones de euros) a la petrolera estatal Pemex, que está considerada la más endeudada del mundo.

La razón de este endeudamiento es que sus pasivos equivalen al 97% de sus activos, por lo que este año la compañía necesita más de 10.000 millones de dólares en financiamiento para revertir casi cinco lustros de caída en la producción de crudo y falta de inversión en infraestructura.

"Hemos tomado la decisión de apoyar a Pemex con todo. Si se requiere más, va a haber más apoyo. Pemex tiene el respaldo de la Secretaría de Hacienda y el respaldo del Gobierno de la Republica", añadió el mandatario.

Para el actual Gobierno de México, Pemex es una empresa que ha sido "muy maltratada, saqueada", copada de corrupción que ha permitido enriquecerse a los ladrones de combustible (huachicoleros), pero también a altos directivos, después de una cuestionada Reforma Energética, que se planteó para consolidar, modernizar y tener estándares de productividad de los más altos del mundo.

En ese contexto, las calificadoras han arremetido contra Pemex. El mes pasado, Fitch Ratings redujo la calificación de la empresa a un nivel "especulativo", también llamado "chatarra". Bajo este escenario, López Obrador busca avivar a los inversionistas y planteó un plan fiscal, una serie de medidas extraordinarias para rescatar a la petrolera.

¿QUÉ CONTIENE UN PLAN FISCAL?

Un plan fiscal contiene la forma en que se llevan las finanzas: qué es lo que se va a pagar y qué es lo que el Gobierno retiene en impuestos, aseguró en una entrevista para 'Actualidad RT' la analista política Fernanda Torres, quien detalla que Pemex es una de las instancias que más rinde tributos al Estado mexicano.

"Pero, por otro lado, el Estado mexicano le da todo el dinero a Pemex y esa es una de las razones por las que, usualmente, los inversionistas están tranquilos: aunque Pemex tenga mucha deuda, saben que el Gobierno puede salir adelante para salvarla", indicó la economista.

¿EN QUÉ CONSISTIRÁ?

Para la especialista, López Obrador busca en Pemex reducir carga tributaria "Es quitarle cierto porcentaje de los impuestos que la empresa le paga al Gobierno mexicano y, con eso, lograr que sea una empresa solvente por sí misma, que tenga finanzas más sanas, eso es básicamente", explica.

Lo anterior concuerda con lo dicho por presidente el jueves en conferencia de prensa, pues al preguntarle sobre el nivel de capitalización que necesitará la compañía petrolera, respondió que el dinero provendrá de los ahorros presupuestarios, lo que presupone que el mandatario lo que quiere exponer es que la deuda de Pemex es pagable, pero que él solo va a dar las herramientas para que la petrolera salga del endeudamiento.

¿QUÉ BUSCA EL PLAN FISCAL?

La inyección de recursos por parte del Gobierno mexicano a Pemex implica una capitalización por parte del Estado por importe de 25.000 millones de pesos (1.312 millones de dólares), además de otros 35.000 millones (1.824 millones de dólares) mediante la "monetización" del pasivo laboral de la Secretaría de Hacienda con la compañía y de un incentivo fiscal anual de 15.000 millones de pesos (781 millones de euros).

Asimismo, la petrolera estatal azteca calcula que las medidas implementadas por el Gobierno para combatir el robo de combustible permitirán a Pemex contar con 32.000 millones de pesos (1.662 millones de dólares) adicionales.

"Si ese plan fiscal les gusta a los inversionistas, o futuros inversionistas, van a decir 'Pemex sí vale la pena, sí va a poder pagar sus deudas, sí se puede endeudar más'", señala Torres, quien destaca que con la construcción de la refinería de Dos Bocas, en el estado de Tabasco, uno de los principales proyectos del Gobierno mexicano, Pemex tendrá una deuda mucho mayor sin tener la certeza de que sea rentable.

En septiembre de 2018, López Obrador anunció que ante la caída de la producción petrolera, la prioridad de su Gobierno sería impulsarla mediante un plan de inversión adicional de 70.000 millones de pesos (3.642 millones de dólares) en Petróleos Mexicanos.

Asimismo, una de las principales promesas de su campaña fue la construcción de dos nuevas refinerías, aunque finalmente se tiene planeada sola una, en Dos Bocas, en el estado de Tabasco, de donde es originario.

ROBO DE COMBUSTIBLE CLAVE

El robo de combustible es una actividad con ganancias multimillonarias para la delincuencia organizada. Tan solo el año pasado significó una pérdida para Pemex de 66.000 millones de pesos (más de 3.350 millones de dólares).

El Gobierno mexicano señala que con la estrategia contra el robo de combustible, emprendida en diciembre de 2018, se han ahorrado alrededor de 5.000 millones de pesos (260 millones de dólares) hasta ahora. "Si seguimos así podemos alcanzar los 50.000 millones en el año de ahorro", apuntó López Obrador.

Para leer más