21 de septiembre de 2009

Controlador EEUU detecta falla en preparación pandemia gripe

WASHINGTON (Reuters/EP) - Estados Unidos estaría mal preparado para responder a una pandemia de influenza y podría enfrentar problemas con el personal y la logística mientras intenta distribuir vacunas y fármacos para combatir la enfermedad, señaló el lunes un controlador federal.

El inspector general del Departamento de Salud y Servicios Humanos estadounidense reveló que algunos estados y municipios fallaron a la hora de tomar medidas básicas para reclutar personal clave para rastrear camas de hospitales y equipamiento médico disponibles.

La agencia también halló que los planes de preparación no suelen indicar dónde debe distribuir el personal las vacunas y otros medicamentos y que fallan a la hora de identificar a los individuos y organizaciones que serían responsables de tareas específicas.

Los datos, recolectados el año pasado en 10 municipalidades y cinco estados, brindan un panorama sobre la preparación para una pandemia de gripe hasta agosto del 2008.

Por ello, no reflejan la preparación para la influenza pandémica H1N1, por la que el Gobierno federal destinó más de 1.400 millones de dólares en fondos para estados y municipios.

Pero sí reflejan varios años de informes que muestran que el sistema de salud público de Estados Unidos y los hospitales en general están poco preparados para lidiar con el ataque diario de enfermedades y accidentes, y ni hablar de una pandemia.

"Aunque los estados y localidades seleccionadas están progresando (...) se necesita hacer más para mejorar la capacidad de los estados y las localidades para responder a una pandemia", concluyeron los investigadores.

El inspector general recomendó que el Departamento de Salud y Servicios Humanos y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés) funcionen más en conjunto para combatir esta debilidad.

Los funcionarios de salud federales están luchando por llevarle la delantera al virus de la denominada gripe porcina, que actualmente está activo en los 50 estados del país, y esperan las primeras ruedas de vacunación para inicios del mes próximo. La cepa H1N1 fue declarada pandémica en junio.

El virus está causando enfermedad moderada, con una tasa de muerte similar a la observada en la influenza estacional, que provoca la muerte de 250.000 a 500.000 personas en todo el mundo. Pero la gripe H1N1 infectaría a muchas más personas dado que muy pocos tendrían inmunidad.

Un problema que no examinó el inspector general es el de la reducción de puestos entre los trabajadores de salud pública, debido a las restricciones presupuestarias causadas por la crisis económica.

Una asociación nacional conocida como NACCHO, que representa a 2.800 departamentos locales de salud, indicó que se recortaron alrededor de 8.000 puestos por ciudad, condado y otros departamentos locales entre enero y junio de este año. Eso sumado a la pérdida de 7.000 empleos en el 2008.

En tanto, otros 3.000 trabajadores sanitarios estadounidenses vieron reducida su jornada mientras que a 9.000 se les dieron licencias obligadas, dijo el grupo.

"Estos datos demuestran que los problemas económicos en los presupuestos locales y estatales están reduciendo los recursos de la salud pública en un momento en que se necesita mucho un sistema de salud pública estable", manifestó en un comunicado el director ejecutivo de NACCHO, Robert Pestronk.