15 de junio de 2007

Costa Rica/España.- Unión Fenosa inaugura en Costa Rica su primera central hidráulica en más de treinta años

La eléctrica competirá con Enel en la adjudicación de un proyecto de 50 MW en el país

TUCURRIQUE (COSTA RICA), 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero delegado de Unión Fenosa, Honorato López Isla, y el presidente de Costa Rica, Óscar Arias, inauguraron hoy en la localidad costarricense de Tucurrique la primera central de la eléctrica en más de treinta años, con la que el grupo español inicia su actividad de generación en el país centroamericano e impulsa nuevas inversiones en esta área en el conjunto de Iberoamérica.

La central, conocida como La Joya, tiene una capacidad de producción de 50 megavatios (MW) y se encuentra en el río Reventazón, en el Valle Central de Costa Rica, a unos 60 kilómetros de San José. Unión Fenosa ha invertido 80 millones en el proyecto, que, en vez de presa, incluye un túnel de ocho kilómetros de longitud para conducir la caída de agua.

Durante el acto de inauguración, López Isla mostró su agradecimiento a las autoridades costarricenses y destacó del proyecto la integración de nuevas tecnologías y su respeto al medio ambiente. La Joya "aportará el 3% de la energía que necesita el país" centroamericano, subrayó.

Por su parte, el presidente de Costa Rica aseguró que su país tiene una "deuda de gratitud" con España y calificó de "absurdo" rechazar las inversiones extranjeras, cuando "se necesitan". "Es un mito que se rompa la economía si el sector privado compite con el público", afirmó.

El Gobierno costarricense adjudicó la construcción y explotación durante 20 años de La Joya a Unión Fenosa en 1999, en un proceso en el que la eléctrica española compitió con empresas como la estadounidense AES. La construcción del complejo comenzó en 2003 y finalizó en febrero de 2006.

Este proyecto no sólo es precursor de la actividad de generación de Unión Fenosa en Costa Rica, donde la empresa espera obtener una licitación para desarrollar una planta similar de 50 MW en Torito, sino también en Iberoamérica, ya que se preparan inversiones parecidas en Colombia y Panamá.

El proyecto también es significativo porque supone la puesta en marcha de la primera central hidráulica de Unión Fenosa desde la inauguración de la de Timbre II (Galicia) en 1973.

Además, permitirá al grupo presidido por Pedro López Jiménez adquirir derechos de emisión, ya que la central es un proyecto de Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL), incluido en el Protocolo de Kioto y creado para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

COMPETICIÓN CON ENEL

Unión Fenosa, que en la Península participa con Enel en la sociedad conjunta Eufer, competirá con Enel y con otras empresas como la estadounidense AES en la licitación de nuevos proyectos hidráulicos en Costa Rica, supervisada por el organismo público costarricense ICE (Instituto Costarricense de Electricidad).

Unión Fenosa acude al concurso con un proyecto para la construcción de otra central en el río Reventazón, a la que llama Torito. Este proyecto compite con Enel por una de las tres plantas de 50 MW cada una que ICE licitará en el país. "Estamos pendientes de participar en otro concurso", afirmó López Isla en el discurso de inauguración. "Nos gustaría estar aquí en unos años", añadió.

A comienzos de año se produjo una preselección de proyectos, y el próximo 31 de julio el ICE abrirá los sobres con las ofertas de cada uno de los aspirantes. La decisión oficial acerca de qué tres proyectos saldrán adelante se conocerá en unos cinco meses a partir de esta fecha.

INVERSIONES POR 1.650 MILLONES

Unión Fenosa anunció esta semana que invertirá 1.650 millones de euros en energías renovables en el periodo 2007-2011 en Iberoamérica, con lo que alcanzará una capacidad de generación en la región de 1.400 MW. Estas inversiones evitarán la emisión de cerca de un millón de toneladas de dióxido de carbono al año.

El grupo considera que el buen conocimiento del mercado adquirido en los últimos años facilita el fuerte crecimiento en Iberoamérica. De la capacidad total de nueva generación, el 55% corresponderá a energía eólica y el 45% restante a la hidráulica. De la inversión total, 825 millones irán destinados a proyectos eólicos, la misma cifra que a hidráulicos.

Estas inversiones se desarrollan en el contexto del plan Bigger, presentado en otoño del año pasado por la eléctrica y destinado a reforzar el mix de generación. Junto al propósito de elevar de dos a cuatro euros el beneficio por acción y obtener un beneficio neto de 1.200 millones, el plan recoge inversiones por valor de 9.000 millones de euros, de los que 5.400 irán destinados a inversiones recurrentes y desarrollo. Además, la empresa se reserva los 3.600 millones restantes para realizar adquisiciones y responder a las oportunidades que puedan surgir.