26 de diciembre de 2006

Costa Rica.- Intel lanza un servidor más delgado que un cabello humano, que fabricará únicamente en Costa Rica

SAN JOSÉ, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

Intel Costa Rica anunció el lanzamiento de cuatro nuevos productos en 2007 que será fabricados en exclusiva en dicho país centroamericano, según fuentes de la compañía. Se trata de servidores de última generación que podrán ser utilizados en centros de investigación como la NASA, en bancos, en aeropuertos, bolsas de valores y medios de comunicación, entre otros.

Los servidores, diseñados a partir de la última tecnología, se caracterizarán por ser más veloces, eficientes y por consumir menos energía. Los nuevos cuatro productos que fabricará Intel en la localidad costarricense de Belén, son servidores de tecnología de 45 nanómetros, es decir, más delgados que un cabello humano. Estas características los convierten en más eficientes que las versiones anteriores, informó la compañía.

Según publica el diario costarricense 'La Nación' la planta, localizada en Ribera de Belén, será la única en el mundo encargada de la certificación, ensamble y prueba de Harpertown, Wolfedale, Tigerton y Montvale, nombres con los que se identificarán los productos.

Los nuevos servidores se utilizarán en distintas aplicaciones en centros de investigación como la NASA, bancos, aeropuertos, bolsas de valores y medios de comunicación entre otros usuarios. Son una nueva versión de los que ya lanzó Intel Costa Rica durante 2006 antes de la fecha prevista, conocidos como Clovertown, Woodcrest, Montecito y Tulsa.

La compañía tenía previsto lanzar esos cuatro servidores a finales de este año y en el 2007. Sin embargo, la fábrica local los elaboró en los primeros seis meses de este año y las pruebas de calidad mostraron que los procesadores carecían de fallas.

El gerente de introducción de nuevos productos de Intel Gastón Suárez, destacó que en los últimos 10 años de operaciones en Costa Rica, la transnacional ganó la confianza de la Corporación, por lo que el 99 por ciento de los servidores que produce la multinacional salen de suelo costarricense.

Por su parte, la gerente de relaciones corporativas a. i. de Intel, Karla Blanco, mencionó que un grupo de 50 ingenieros de dicho país del istmo lideró el diseño y la validación de la última generación de microprocesadores para computadoras portátiles, conocido como Penryn. Ese logro se concretó en noviembre.

Los costarricenses participaron en el diseño y la validación de los procesadores Penryn para ordenadores portátiles, que servirán de base para los de escritorio y los servidores, aunque los Penryn no se fabricarán en dicho país.

Blanco recordó que Intel fabrica actualmente 26 productos en Costa Rica. También anunció que durante 2007, la cantidad de servidores aumentará a 30 tipos.