30 de agosto de 2015

¿Cuáles son los países latinoamericanos que sufrirán más la crisis China?

   MADRID, 30 Ago. (Notimérica) -

   La segunda mayor economía del mundo, China, de repente parece inestable, y los países de todo el mundo han empezado a echar las cuentas de hasta dónde llegan sus vínculos con el gigante asiático con el objetivo de averiguar si acabaran contagiándose.

   Un crecimiento económico lento, unas acciones inestables y una repentina devaluación del yuan son malas noticias para aquellos que exportan sus productos a China, el país más poblado del mundo con unos 1.300 millones de habitantes que devoran mercancías: petróleo, gas, carbón, cobre, mineral de hierro, productos agrícolas... Todo un negocio en la cuerda floja.

   Latinoamérica es una de las regiones más susceptibles a los problemas chinos. Ahora la región, debe lidiar con un serios asuntos: el colapso de los precios de los productos --especialmente del petróleo--, la repentina caída de la moneda china y el alza del dólar. El peso colombiano ha caído un 21 por ciento frente al dólar, el real brasileño ha bajado un tercio, el peso chileno ha perdido un 12 por ciento y México ha visto caer su moneda un 10 por ciento.

   Países como Brasil, Argentina, Chile, Perú y Colombia han disfrutado durante mucho tiempo de un gran crecimiento económico que se ha basado en la rápida expansión del gigante asiático. Ahora, son los que más pueden sufrir las consecuencias.

   Para estos países, las exportaciones representan una cifra muy importante para sus economías, así que la devaluación de la moneda y la caída en la bolsa presenta verdaderos retos económicos. "Estos vientos en contra se han concentrado verdaderamente en las economías de Latinoamérica", indicó el estratega de Standard Chartered Bank, Nick Verdim a 'Wall Street Journal' en una entrevista.

   Según un análisis de economistas de JP Morgan Chase, los países latinoamericanos más afectados por la devaluación del yuan podrían ser Chile y Perú, informó el diario.

   Por otro lado, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, dijo que la devaluación "tendrá un impacto en los precios de las materias primas aunque no mucho en los granos", sus principales exportaciones.

   México, que posee una inflación por baja, por debajo del 3% también se verá afectado por la crisis. El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, afirmó que elevaría las tasas de interés para estabilizar su economía: "Nos hemos preparado para ajustar más o menos las tasas de interés cuando Estados Unidos lo empiece a hacer", afirma.

   Por otra parte, según sostiene 'Business Insider', la mayoría de los países latinoamericanos pueden conseguir salvar los problemas económicos sin demasiadas dificultades; a excepción de Venezuela, que estaría lidiando con una verdadera crisis.

   El PIB de Venezuela podría caer un 7 por ciento este año y sus exportaciones han caído a los 15.300 millones de dólares. Moody's prevé que hay más de un 50 por ciento de posibilidades de que Venezuela llegue al 'default' con su deuda en 2016. El petróleo representa el 95 por ciento de las exportaciones del país por lo que los bajos precios están asfixiando al Gobierno.

   Sin embargo, si algo caracteriza este repentino desplome de la economía china es la incertidumbre. Mientras algunos en Latinoamérica se muestran optimistas, otros prefieren esperar. El exsecretario general del Banco Interamericano de Desarrollo Enrique Iglesias manifestó su esperanza en que las cosas no se agraven y se limiten a un "ajuste interno" de China que los lleve a "cambiar las fuerzas dinámicas de su desarrollo más volcadas hacia adentro".

Para leer más