26 de diciembre de 2014

Cuba airea sus cuentas públicas para captar inversión extranjera

Cuba airea sus cuentas públicas para captar inversión extranjera
REUTERS

LA HABANA, 26 Dic. (Reuters/EP) -

Cuba ha difundido esta semana varios informes sobre sus cuentas públicas, en un ejercicio de transparencia sin precedentes en la última década, con la intención de captar inversión extranjera en esta nueva etapa que afronta la isla caribeña ante la normalización de las relaciones con Estados Unidos.

El Gobierno de Raúl Castro ha informado estos días de que el país cerrará 2014 con un superávit de 1.000 millones de dólares, gracias --principalmente-- al envío de remesas desde el extranjero y a la reventa del petróleo que recibe de Venezuela a precio de saldo.

El ministro de Economía, Marino Murillo, reveló en una sesión a puerta cerrada ante la Asamblea Nacional que las remesas sumaron 1.700 millones de dólares este año y que la reventa del petróleo venezolano ha proporcionado 765 millones de dólares.

No obstante, advirtió de que este superávit probablemente se reducirá en cinco millones de dólares el próximo año, cuando se prevé un aumento de las importaciones del 13 por ciento --frente al ocho por ciento de 2014--.

Por otro lado, varios diplomáticos han tenido acceso a un informe oficial en el que el Gobierno cifra en 10.000 millones de dólares las reservas en moneda extranjera, que ha decidido aumentar por la inestabilidad política en Venezuela.

"UN PASO EN LA DIRECCIÓN CORRECTA"

El experto en economía cubana Richard Feinberg ha considerado que estas revelaciones son "un paso en la dirección correcta", pero ha subrayado que "para abrir las puertas de las finanzas internacionales, Cuba tendrá que ser mucho más transparente con sus datos económicos".

Aún se desconoce la deuda externa de Cuba, de la que el Gobierno no informa desde el impago de los años 80. Se estima que la deuda externa "activa" asciende a 13.900 millones de dólares y la "pasiva" a 8.000 millones de dólares.

En los últimos años, Cuba ha reestructurado miles de millones de dólares de su deuda con China, Rusia y México y con acreedores comerciales de Japón, obteniendo reducciones sustanciales en las sumas adeudadas a cambio de planes de pagos que el país pueda cumplir.

Las negociaciones con el Club de París de países acreedores podrían comenzar el próximo año después de 18 meses de contactos informales, según diplomáticos europeos, pero para que eso suceda, Cuba primero tendrá que abrir sus libros contables.

TRANSICIÓN ECONÓMICA

Desde 2008, cuando Fidel Castro cedió el testigo a su hermano Raúl, Cuba ha protagonizado una tímida apertura económica que se ha traducido en una mayor flexibilidad para la iniciativa privada tanto nacional como extranjera.

Así, las autoridades cubanas han permitido la aparición de pequeños comercios bajo el régimen conocido popularmente como 'cuentapropista' para regularizar la situación de los pequeños comerciantes que hasta entonces vendían sus productos en el mercado ilegal.

También han aumentado significativamente los incentivos fiscales a la inversión extranjera, aunque las empresas se quejan de que los recortes impositivos no son suficientes y de que carecen de la información necesaria para tomar decisiones de inversión.

MEDIO SIGLO DE BLOQUEO

La situación en Cuba podría cambiar radicalmente si, tal y como ha prometido el presidente estadounidense, Barack Obama, Estados Unidos levanta paulatinamente el bloqueo económico impuesto al régimen 'castrista' en 1961.

Cuba y Estados Unidos iniciaron el 17 de diciembre una nueva etapa en sus relaciones bilaterales, después de más de medio siglo de enfrentamiento, que supondrá, entre otras cosas, la apertura de una Embajada en La Habana.

Para leer más