4 de marzo de 2007

Cuba.- El comercio exterior cubano prevé una mayor inserción en economía mundial en 2007

LA HABANA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El comercio exterior cubano tiene como principal objetivo en 2007 un mayor avance en la inserción del país en la economía mundial y regional, según se desprende de un documento del Ministerio de Comercio Exterior sobre sus propósitos para este año.

Cuba realizó el 44 por ciento de su intercambio comercial con América (Latinoamérica, el Caribe, Canadá y Estados Unidos), y también se amplió con otras naciones y zonas geográficas, según el documento, aprobado en el balance anual del Ministerio.

Entre otros objetivos, se plantea fortalecer la participación y el papel de Cuba en la Organización Mundial del Comercio (OMC), lograr un papel más activo en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), y otros organismo internacionales.

Además, aboga por mejorar las relaciones comerciales bilaterales mediante el estricto control de los acuerdos alcanzados con diversos países, y propiciar el incremento de las exportaciones y de su eficiencia y competitividad internacional.

En otro punto, precisa la necesidad de garantizar el aumento de la eficiencia y la racionalidad en las importaciones, y en transporte y el seguro de la carga del comercio exterior, según informa la agencia Prensa Latina.

El Ministerio se ha propuesto para 2007 un total de 23 objetivos primordiales de trabajo que incluyen, además, un mayor avance en la incorporación de sus entidades al Perfeccionamiento Empresarial que se implementa en el país.

Asimismo, tiene el objetivo de consolidar el desarrollo del comercio electrónico, y la actividad contable y financiera de las empresas del sistema del Ministerio, y el enfrentamiento a cualquier manifestación de corrupción, ilegalidad e indisciplina.

En declaraciones a Prensa Latina, el ministro de Comercio Exteriores, Raúl de la Nuez, precisó que más de 1.500 compradores de empresas del organismo pasaron cursos por tres meses que les permiten actualizar conocimientos para ser más eficientes.

Además, subrayó entre los retos de este año, en el caso de las importaciones, perfeccionar la labor que tiene que ver con las consignaciones de mercancías en el país y sustituir compras del exterior por productos desarrollados en la isla.

Esto último, recalcó, tiene gran importancia por el impacto de las importaciones en el balanza comercial. De la Nuez destacó el avance en la exportación de productos no tradicionales, que alcanzó un 31 por ciento del total de las ventas al exterior en 2006.

Entre ellos figuran los productos de la industria farmacéutica y biotecnológica, y seguir desarrollando estas exportaciones, en las que ya se identificaron nuevos programas. En 2006 Cuba aumentó un 27 por ciento el intercambio de bienes y las importaciones, añadió.

El sistema del Comercio Exterior de Cuba dispone de más de 2.000 trabajadores, de los cuales cerca de un 30 por ciento son jóvenes, y una mayoría (un 90 por ciento), está integrada por profesionales

universitarios o técnicos de nivel medio.