8 de mayo de 2015

Cuba confiesa que "necesita y ve con buenos ojos las promesas de inversiones de EEUU"

Cuba confiesa que "necesita y ve con buenos ojos las promesas de inversiones de EEUU"
ENRIQUE DE LA OSA / REUTERS

LA HABANA, 8 May. (Notimérica) -

   La ministra cubana de Finanzas y Precios, Lina Pedraza, declaró durante el X Foro Económico Mundial sobre América Latina que el Gobierno cubano "necesita y ve con buenos ojos" las promesas de inversiones de Estados Unidos en la isla. Igualmente, Pedraza añadió que "dichas promesas deben materializarse".

   El encuentro, que comenzó el jueves en la Riviera Maya, cuenta por primera vez con la representación de Cuba en el panel 'Actualización económica de Cuba y oportunidades de inversión'.

   Durante dicho foro, Pedraza también admitió que la normalización de las relaciones entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos "va a un ritmo más lento que el que todos quisiéramos, por la necesidad y la importancia de que empresas norteamericanas pudieran empezar a operar con Cuba".

   Tal y como declaró la ministra, para que estas relaciones sigan adelante se deben vencer muchas diferencias, y lo primero "es la eliminación total y absoluta del bloqueo financiero y comercial que existe", el cual impide a Cuba utilizar el dólar estadounidense en cualquier tipo de transacción.

   En relación a este punto, Pedraza aseguró que muchos empresarios estadounidenses están interesados en ayudar a La Habana. Los representantes del Gobierno cubano, por su parte, han pedido colaboración en programas de producción de alimentos.

   La ministra aconsejó a los empresarios estadounidenses interesados en el país que comenzaran a informarse acerca de la normativa cubana, con el objetivo de influir "todo lo que puedan", porque para Cuba es de vital importancia.

   Igualmente, Pedraza quiso destacar la decisión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de excluir a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo. Una lista en la que, según la ministra, nunca deberían de haber estado. A pesar de esto, dicho país había formado parte de ella desde 1982, sufriendo, a causa de ésta, la imposición de sanciones económicas.

   Finalmente, la ministra cubana se sinceró al declarar que ve "con optimismo el relanzamiento de la isla en la comunidad latinoamericana", además de confesar que esta primera participación del país en el Foro Económico ha superado todas las expectativas.

   El canciller mexicano, José Antonio Meade, también estuvo presente en este encuentro, durante el cual quiso apoyar públicamente el proceso de actualización del modelo cubano, animando igualmente a los empresarios mexicanos y latinoamericanos a aprovechar las oportunidades que genera la nueva Ley de Inversión Extranjera de la isla.

   En su discurso, Meade recordó que en mayo del pasado año, cuando ProMéxico abrió una oficina de representación en La Habana y organizó una misión empresarial a Cuba, 68 empresarios mexicanos visitaron dicha nación, creándose más de 50 proyectos de inversión y exportación de bienes y servicios.

   Por último, el canciller mexicano alabó que, como resultado concreto de este acercamiento, el primer proyecto aprobado en la Zona Especial de Desarrollo Mariel a nivel internacional pertenece a una empresa mexicana.

CUBA NEGOCIA CON HUAWEI PARA MEJORAR COMUNICACIONES

   Cuba está negociando con la empresa china Huawei la mejora de las telecomunicaciones en la isla caribeña, según ha revelado este viernes la ministra de Finanzas, Lina Pedraza, desde el Foro Mundial de Negocios en México.

   Pedraza ha detallado que una empresa cubana está en negociaciones avanzadas con un empresario chino para ampliar sus negocios en materia de telecomunicaciones en el país latinoamericano.

   Interrogada por la prensa sobre si este empresario chino trabaja para Huawei, compañía asiática que ya está presente en Cuba, Pedraza ha contestado que "sí".

   La ministra ha aclarado que el sector de las telecomunicaciones en Cuba está abierto a todas las empresas extranjeras, aunque ha recalcado que el Gobierno quiere evitar "la parte negativa de Internet".

   Estos contactos para desarrollar sectores estratégicos se enmarcan en el histórico acuerdo entre Cuba y Estados Unidos para normalizar sus relaciones bilaterales, que podría llevar al fin del bloqueo económico, financiero y comercial y, por tanto, catapultar a La Habana.