13 de enero de 2011

Cuba.- Cubanos participan en más de 55.000 debates sobre las reformas propuestas por Castro

MADRID, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los cubanos han participado en más de 55.000 debates celebrados en todo el país sobre las reformas propuestas por el Gobierno de Raúl Castro desde que comenzó el proceso de consultas el pasado 1 de diciembre, han informado este jueves los medios oficiales de la isla.

A estos debates han asistido las organizaciones de base del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC), miembros de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), trabajadores, vecinos y estudiantes, para hablar sobre el proyecto que introducirá cambios inéditos en la isla en materia social y económica.

Este proceso "está aportando un enorme y rico caudal de argumentos para la necesaria e impostergable actualización del modelo socialista cubano", ha asegurado el vicepresidente, Esteban Lazo, citado por el diario oficial 'Granma'.

Las más de 55.000 reuniones son apenas la tercera parte de los encuentros que se celebrarán en Cuba hasta el próximo 28 de febrero, cuando sean recopiladas todas las propuestas que serán analizadas por los militantes que participarán el próximo mes de abril en el VI Congreso del PCC.

"Las propuestas, sugerencias, planteamientos y consideraciones constituyen una valiosa contribución al contenido de los lineamientos y expresan, en su diversidad y amplitud, la voluntad popular de defender y renovar la experiencia socialista", ha añadido Lazo.

El Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución contiene 291 medidas orientadas a potenciar el sector privado, reducir todos los subsidios, buscar alternativas de financiación, reactivar el aparato productivo, promover la inversión extranjera y reubicar en trabajos privados a unos 500.000 empleados públicos que comenzaron a ser despedidos.

Castro ha advertido de que estas reformas son "inaplazables" para garantizar la supervivencia del sistema socialista instaurado con la revolución de 1959. No obstante, la población observa el cambio con escepticismo ante el temor de que sea ella quien soporte el coste de esta transformación.

"Es muy difícil llevar adelante las transformaciones que nos proponemos si no contamos con el consenso de todos, con la opinión de todos", ha destacado Lazo.