11 de agosto de 2011

Cuba/EEUU.- Reanudan los viajes de estadounidenses a Cuba mediante el programa cultural "pueblo a pueblo"

MIAMI, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de profesionales de Estados Unidos podrá viajar este jueves a Cuba gracias a la reanudación del programa cultural "pueblo a pueblo" que había sido suspendido hace ocho años y que fue restituido el pasado enero por el presidente norteamericano, Barack Obama, en un intento de allanar un eventual acercamiento al gobierno de Raúl Castro.

La política "pueblo a pueblo" autoriza los intercambios académicos, estudiantiles y religiosos entre estadounidenses y cubanos. El programa fue suspendido durante el gobierno del presidente Bill Clinton, quien radicalizó el bloqueo y restringió aún más los viajes desde territorio norteamericano hacia Cuba.

Ocho años después Obama resolvió restituir este programa cultural y educativo, pero no suavizó las restricciones en torno a las visitas turísticas, las cuales están vetadas desde hace décadas. Por tanto, por ahora sólo podrán viajar aquellos que cumplan las condiciones establecidas por "pueblo a pueblo".

El presidente la agencia Americuba Inc en Florida, José Luis Cabrera, explicó a Radio Martí que el programa permite salidas hacia la isla de oficiales del gobierno estadounidense y extranjeros, incluyendo representantes de organizaciones internacionales de las que sea miembro Washington.

Los periodistas de agencias de noticias y personal de apoyo técnico de las emisoras de radio también podrán sumarse a este plan cultural, siempre que vayan por motivos de trabajo, además de todas aquellas personas que consigan un permiso especial emitido por la Oficina de Control de Bienes Extranjeros de Estados Unidos (OFAC, por sus siglas en inglés).

"Pueblo a pueblo" permite viajar a la isla a los académicos y estudiantes interesados en participar en programas de investigación a tiempo completo --sin fines comerciales-- y asistir a reuniones y conferencias profesionales organizadas por instituciones específicas.

En este grupo se incluyen los cubano-americanos que tengan familiares en la isla, aunque los viajes para tal fin comenzaron hace casi dos años cuando Obama anunció las primeras medidas para flexibilizar el embargo comercial que pesa sobre el régimen castrista desde hace casi medio siglo.

El giro que dio Oabama a la política exterior generó una fuerte polémica, especialmente en Miami donde se asienta la comunidad de cubanos exiliados más grande del mundo. En cambio otras personas como el periodista cubano Reinaldo Escobar ven con buenos ojos que se abran las fronteras de cara a eventuales reformas en el gobierno comunista de la isla.

"Mientras más flexibilización haya en el sentido de los viajes (...) tanto en una dirección como en la otra eso es muy favorable para todo lo que tiene que ver con los futuros cambios de Cuba", aseguró Escobar desde La Habana en declaraciones a Radio Martí.

"Esa comunicación de 'pueblo a pueblo' va a ser muy fructífera, especialmente para eliminar todos los perjuicios que se han ido sembrando durante 50 años (...) somos pueblos amigos que hemos tenido un intercambio cultural histórico, un intercambio económico histórico también (...) sería muy conveniente especialmente para Cuba recuperar esa relación", consideró.

¿DESTINO GAY?

Los billetes a Cuba son vendidos únicamente por unas 35 agencias de viaje que han sido autorizadas por el Departamento del Tesoro norteamericano y sólo pueden salir vuelos desde los aeropuertos con permiso del Departamento de Seguridad Nacional (DHS). Todavía es una incógnita cuándo Washington finalmente abrirá la puerta a sus ciudadanos para que viajen sin impedimentos a Cuba.

Pero la expectativa en torno a este asunto ha crecido de tal manera que hay colectivos que han comenzado a referirse a Cuba como un lugar ideal para sus vacaciones. La revista Fenuxe, que representa al colectivo de homosexuales, lesbianas, bisexuales y personas de transgénero (LGBT) en Atlanta, publicó este jueves un artículo en su versión digital titulado 'Cuba: ¿El próximo gran destino para el turismo gay?'.

"Una nueva revolución está silenciosamente emergiendo en La Habana, Cuba, que podría convertirse en el próximo gran destino para el turismo gay", señala el artículo firmado por Craig Kimbrough.

La revista hace un breve recorrido por la capital cubana, ofreciendo algunos consejos para disfrutar de la visita a la isla. "La Habana es una gran ciudad para el caminante y un paraíso para un fotógrafo. La arquitectura es impresionante. Hay una gran diversidad de arte, música y museos, que podría tomar semanas en explorar", reza el texto.

El escrito se refiere a cómo ha podido florecer sin restricciones la cultura gay "después de años de represión". "La hija de Raúl Castro, Mariela, ha participado incluso en una marcha de derechos de los homosexuales y el filme Brokeback Mountain se ha visto en la televisión estatal", informa el texto.

Los estadounidenses que desean viajar a Cuba deben hacerlo a través de terceros países como México y los costes suelen ser bastante altos. "Con un servicio aéreo directo previsto para comenzar pronto desde Atlanta y ambos países en disposición de aliviar las restricciones, un Havana Pride podría muy bien convertirse en el evento de moda de los viajes en el futuro", concluye la nota.