13 de abril de 2007

Cuba.- Jiménez dice que en el acuerdo para dialogar sobre DDHH con Cuba no está excluido el tema de los presos políticos

Respeta las "críticas" de la disidencia, y garantiza que España mantendrá con ellos "la relación que siempre ha mantenido"

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, destacó hoy el "inédito" acuerdo firmado por el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, con las autoridades cubanas en su visita a la isla, por el que se activa un mecanismo permanente de diálogo entre Madrid y La Habana sobre Derechos Humanos en el que, aseguró, "no está excluido el tema de los presos políticos".

"Moratinos fue muy claro cuando dijo que no se ha excluido ningún tema. Y si no quiso dar más explicaciones es por la discreción y la confianza que se quiere lograr con el Gobierno. Dijo que ningún tema fue excluido y yo se lo puedo reiterar porque estuve presente en las conversaciones. Ningún asunto está excluido", afirmó Jiménez en declaraciones a TeleMadrid recogidas por Europa Press.

Respecto a las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores cubano, Felipe Pérez Roque, asegurando que el tema de los los presos políticos no está incluido, Jiménez se limitó a responder que cada gobierno puede mantener su posición y eso es una cuestión que afecta a cada gobierno. "Pero la posición de España es bien clara: ningún asunto fue excluido de las conversaciones", subrayó.

De hecho, la secretaria de Estado insistió en que durante la visita de Moratinos "se habló, discutió y negoció" un texto en materia de Derechos Humanos "inédito" porque, según recordó, "nunca se había hecho algo parecido con las autoridades cubanas". "El hecho mismo de que el Gobierno de España pueda discutir con Cuba un texto en materia de Derechos Humanos es un elemento positivo", añadió.

"En ese texto, la literalidad del mismo, no se excluye ningún debate, con lo cual nosotros aspiramos a mantener un diálogo amplio con el Gobierno de Cuba, un diálogo amplio en materia de Derechos Humanos que nos permita abordar todas estas cuestiones", remachó Jiménez.

DISIDENTES

Ante las críticas de ciertos sectores de la disidencia por la decisión de Moratinos de no recibirlos personalmente durante su visita a La Habana, Jiménez reconoció que hubo algunos que lo entendieron "de una mejor manera y otros menos", dijo que el Gobierno "respeta" sus posiciones, y garantizó que España seguirá manteniendo con ellos "la relación que siempre hemos mantenido".

"Cuando uno viaja a un país, hay unas determinadas circunstancias y condiciones que nos vemos obligados a aceptar o se intenta acordar o hablar con las autoridades. Lo cierto es que siempre hemos mantenido, todos los gobiernos españoles, un diálogo fluido y permanente con todos los sectores de la sociedad cubana, incluida la disidencia", indicó.

Jiménez recordó que en el último viaje del secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, a la isla se reunió con un sector amplio de la disidencia. "En este momento creímos que para mantener una relación fluida con las autoridades, que era el objetivo principal del viaje, el diálogo con la disidencia lo iba a mantener el director general (para Iberoamérica, Javier Sandomingo)", añadió.

"Siempre el Gobierno español ha mantenido relaciones, diálogo e interlocución permanente aquí y allí con sectores de la oposición. Siempre lo hemos hecho y lo seguiremos haciendo en el futuro. En cada momento hemos estimado oportuno que se haga a un determinado nivel, en un determinado momento y con un determinado interlocutor", precisó la secretaria de Estado.

En este punto, recordó que mantener relaciones con países con los que no se comparten todos los temas no significa que "aceptemos sin más todo lo que hace ese gobierno". "Creemos que la mejor manera de expresar nuestras discrepancias y un diálogo crítico es manteniendo esa interlocución", indicó.

COORDINADO CON LA UE

Por otro lado, al ser preguntada sobre si España ha decidido actuar al margen de la Unión Europea respecto a Cuba, Jiménez subrayó que el Gobierno socialista siempre ha coordinado su política exterior con sus socios europeos, sobre todo en asuntos que han sido objeto de una Posición Común, como es el caso de la relación con Cuba.

Además, recordó las declaraciones que se han hecho en ese sentido desde la Comisión Europea sobre la necesidad de que España hubiera asumido "incluso hace más tiempo" un mayor liderazgo para conducir las relaciones con Cuba. "Y además nos hemos ajustado a lo que en su momento es la Posición Común", precisó.

La secretaria de Estado insistió en que el objetivo principal del viaje de Moratinos acompañado de la cúpula de Exteriores a Cuba era recuperar una interlocución más fluida con las autoridades de la isla de tal manera que permita a España mantener un diálogo "y sobre todo posicionarnos de cara al futuro".