17 de marzo de 2011

Cuba.- Más de 145.000 cubanos se han dado de alta en la Seguridad Social

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

Más de 145.000 cubanos se han dado de alta en la Seguridad Social hasta finales de febrero, uno de los requisitos indispensables para poder ejercer el trabajo por cuenta propia en el marco de las reformas sociales y económicas que lleva a cabo el Gobierno de Raúl Castro.

El proceso de filiación a la Seguridad Social inició el pasado mes de enero, casi tres meses después de que la Oficina Nacional de Administración Tributaria de Cuba (ONAT) comenzara a entregar los primeros permisos para ejercer trabajos fuera del sector público.

Cada trabajador por cuenta propia deberá contribuir a la Seguridad Social con un 25 por ciento de sus aportes mensuales, cuya escala oscila desde 350 a 2.000 pesos cubanos (9,4 a 53,8 euros), salvo algunas excepciones establecidas en la ley, según informa la agencia Prensa Latina.

Las aportaciones, reguladas en el Decreto-Ley 278 de octubre de 2010, ofrece respaldo ante la vejez y la invalidez total, temporal o permanente, y beneficia a la mujer durante la maternidad y a la familia en caso de muerte.

En caso de impago o abonar la cantidad fuera del plazo establecido el trabajador deberá pagar un recargo y además de una multa y, si el incumplimiento es reiterado, la ONAT podrá suspender la licencia de empleo privado.

Este inédito proceso de inscripción en la Seguridad Social vinculado al trabajo privado corresponde a las medidas que está tomando el gobierno comunista de la isla para captar más recursos y aliviar de cargas al Estado que, anteriormente, debía asumir los costes y los salarios de la mayor parte de la población.

Desde octubre de 2010 hasta el pasado 31 de enero, la ONAT había entregado un total de 113.618 permisos para ejercer el trabajo por cuenta propia en 178 actividades como la elaboración y venta de alimentos (en todas sus modalidades), vendedor de discos compactos, comercio de artículos varios de uso en el hogar, entre otras.

La apertura del sector privado forma parte del paquete de 291 medidas del Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, que será debatido entre los próximos 16 y 19 de abril en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba.

La propuesta consiste, esencialmente, en potenciar el sector privado, reducir todos los subsidios, buscar alternativas de financiación, reactivar el aparato productivo, promover además la inversión extranjera y reubicar en empresas privadas a unos 500.000 trabajadores públicos que comenzaron a ser despedidos en enero.