11 de septiembre de 2009

Cuba reduce inversión doméstica y actividad manufacturera

LA HABANA (Reuters/EP) - Cuba redujo sus inversiones domésticas en casi un 6 por ciento en el primer semestre del 2009 comparado con el mismo período del año anterior, mientras que la actividad manufacturera empezó a declinar en marzo, según datos oficiales.

Las caídas eran esperadas después de que el Gobierno redujo un 30 por ciento sus importaciones y recortó su proyección de crecimiento económico a 1,7 por ciento desde 6 por ciento para el 2009.

Cuba, como otras naciones del Caribe fuertemente dependientes de las importaciones, ha sido duramente golpeada por la crisis económica global.

La crisis redujo los ingresos por exportaciones cruciales como el níquel y servicios como el turismo, agotó los créditos e hizo disminuir las inversiones extranjeras.

Las inversiones domésticas hasta junio cayeron un 5,9 por ciento comparado con el mismo período del 2008, según un informe publicado por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) en su página web (www.one.cu).

Otro reporte de la ONE muestra una caída de 0,4 por ciento en la actividad manufacturera en el primer semestre, después de un retroceso del 3 por ciento en mayo y 6 por ciento en junio.

Economistas locales dijeron que un recorte del 6 por ciento en el presupuesto del Estado, una caída del 12 por ciento en el consumo de energía, el cierre de algunas fábricas y oficinas en el verano y otras medidas de austeridad tomadas en junio implican que el declive podría haberse acelerado.

"Entiendo que muchas empresas manufactureras están operando muy por debajo de su capacidad debido a la falta de insumos y de financiamiento", dijo un diplomático europeo.

El presidente Raúl Castro nombró en marzo un nuevo gabinete económico, que ha estado revisando la política económica.

Un informe del Ministerio de Economía y Planificación que fue entregado en junio a economistas dice que la economía cubana padece una descapitalización acumulada y es necesario reinsertar a Cuba en la economía mundial.

"La falta de una política industrial ha tenido como resultado el mantenimiento de actividades que definitivamente debían haber sido eliminadas por obsolencia o falta de coherencia con el desarrollo industrial requerido actualmente", dijo.