27 de enero de 2014

Daft Punk se lleva el Grammy a la grabación musical del año, McCartney y Starr tocan juntos

Por Mary Milliken y Piya Sinha-Roy

LOS ANGELES, 26 ene, 27 Ene. (Reuters/EP) -

- El dúo francés de música electrónica Daft Punk ganó el Grammy a la grabación del año en la noche de gala de la industria musical, que quedará en la memoria por actuaciones poco comunes como la de los Beatles Paul McCartney y Ringo Starr.

Daft Punk se consagró con su canción "Get Lucky" con Pharrell Williams y Nile Rodgers.

"Honestamente, apuesto que Francia realmente está orgullosa de estos chicos en este momento", dijo Williams sobre el dúo que usa cascos polarizados y no hablan, como parte de su show.

La novata Lorde, una cantante de 17 años de Nueva Zelanda, se llevó otro de las codiciadas categorías con el Grammy a la canción del año por "Royals". La artista, que actuó en el escenario de la ceremonia, también fue premiada como mejor actuación pop en solitario.

Mientras la industria musical celebraba a algunas de sus mayores estrellas del pasado, también ungió al flamante dúo de rap Macklemore & Ryan Lewis con un Grammy al mejor grupo revelación y le dio la oportunidad de presidir una boda masiva para celebrar las uniones del mismo sexo en el show.

Pero la entrega 56 de los Premios Grammy, el mayor galardón de la industria otorgado por la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación en 82 categorías, podría ser recordado más por sus actuaciones y momentos espontáneos que por los premios en sí.

McCartney y Starr subieron el domingo al escenario juntos para una actuación poco común que coincidió con el aniversario 50 del debut de los Beatles en la televisión estadounidense.

Los dos tocaron una canción nueva llamada "Queenie Eye", una pegajosa melodía que recordó a los viejos éxitos de los Beatles. Fue la cuarta vez que tocaron juntos en el escenario desde el concierto del 2002 en honor a George Harrison.

La viuda de John Lennon, Yoko Ono, y su hijo Sean Lennon estaban en la multitud bailando al ritmo de la canción el domingo.

A pocos minutos de iniciado el show de tres horas y media, Beyonce y su marido rapero, Jay Z, cantaron "Drunk in Love", su primer aparición en el escenario después del sorpresivo lanzamiento en diciembre de su álbum con su nombre.

La primera hora fue dominada por actuaciones más íntimas de John Legend, Taylor Swift, Lorde y Keith Urban y Gary Clark Jr., subrayando las voces y la música de los artistas.

La noche prometía ser grande para Macklemore & Ryan Lewis, que surgieron de la escena musical independiente para dominar la lista de éxitos populares con canciones como "Thrift Shop" y "Same Love", un homenaje a la igualdad de las uniones entre parejas y los derechos gay.

Interpretarán "Same Love" con la vocalista Mary Lambert en el show mientras unas 34 parejas, algunas del mismo sexo y otras heterosexuales, se casan al aire durante la transmisión en vivo de la CBS. Queen Latifah oficiará los enlaces.

LORDE GANA CON "ROYALS"

"Antes de que hubiera ningún medio, antes de que hubiera cualquier moda en torno a nosotros, antes de que hubiera una historia, estaban nuestros fans y se propagó orgánicamente a través de ellos", dijo Macklemore, cuyo nombre real es Ben Haggerty, al aceptar el premio para el dúo.

Macklemore & Ryan Lewis tuvieron siete nominaciones para los Grammy, y competirán por el premio mayor de la noche, álbum del año, con la cantante pop Sara Bareilles, el dúo de música electrónica francés Daft Punk, el rapero Kendrick Lamar y la estrella de música country pop Taylor Swift.

En la entrega de algunos premios antes de que comenzara la transmisión desde el Staples Center en Los Angeles, Macklemore & Ryan Lewis arrasaron con las categorías de rap: mejor álbum de rap, canción e interpretación. Pharrell Williams ganó como productor musical del año por su trabajo con artistas como Robin Thicke, Jay Z y Jennifer Hudson.

McCartney, de 71 años, y ex miembros de la banda de grunge Nirvana, incluyendo al líder de Foo Fighters Dave Grohl, ganaron un premio a la mejor canción de rock por "Cut Me Some Slack".

"Fue mágico para mí tocar con estos chicos", dijo McCartney, agregando: "Me hallé en medio de una reunión de Nirvana y estaba muy feliz".

Bruno Mars, que tocará en el medio tiempo del Super Tazón en una semana, ganó como mejor album vocal pop por "Unorthodox Jukebox".