17 de septiembre de 2009

DATOS-Compras de armas por parte de países de América Latina

CARACAS (Reuters/EP) - Los nuevos anuncios de compras de armas por parte de Venezuela han despertado temores de que América Latina haya entrado en una carrera armamentista y hacen feliz a su presidente Hugo Chávez porque desafía a Estados Unidos y distrae a sus seguidores .

Países Sudamericanos están gastando miles de millones de dólares en grandes arsenales para defender selvas y fronteras montañosas así como sus reservas minerales y petroleras. En todo caso, analistas afirman que la región enfrenta pocas amenazas externas.

A continuación algunos detalles de las compras de armas por los países más grandes de América Latina.

VENEZUELA. El presupuesto de defensa de Venezuela fue de 2.000 millones de dólares en el 2008 y ha representado entre un 1,2 por ciento y un 1,6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) desde que Chávez llegó al poder.

El mandatario dijo el domingo que compró el avanzado sistema de defensa misilística S-300 y 92 tanques rusos, con un crédito por 2.200 millones de dólares de Moscú.

Venezuela ha adquirido más de 4.000 millones de dólares en equipamiento militar, incluyendo 24 aviones de combate Sukhoi, helicópteros y 100.000 fusiles Kalashnikov.

BRASIL. Tuvo un gasto récord en defensa por 15.500 millones de dólares en el 2008, con un porcentaje similar al de Venezuela respecto a PIB. El ministro de Asuntos Estratégicos de Brasil afirmó hace un año que su país debe incrementar su armamento para defender grandes descubrimientos costa afuera de crudo y los recursos amazónicos.

Brasil y Francia firmaron en diciembre un acuerdo por hasta 8.600 millones de euros (12.000 millones de dólares) que daría al país Sudamericano tecnología para desarrollar su industria de armas y el primer submarino nuclear de la región.

Brasil destinó 880 millones de dólares en el 2007 para completar el reactor del submarino.

El acuerdo también incluye la compra de 50 helicópteros Super Cougar valorados en 1.900 millones de euros (2.700 millones de dólares) y construidos por Helibras, filial de Eurocopter en Brasil.

CHILE. Con una larga tradición militar y una extendida línea costera, Chile gasta bastante en armas, unos 4.800 millones de dólares en el 2008, lo que representa un promedio del 3,5 por ciento de su PIB.

En marzo del 2006, selló un acuerdo para comprar 118 tanques Leopard 2 de Alemania para reemplazar 131 tanques.

La reciente compra de Chile incluye aviones F-16 usados, fragatas de países europeos y misiles estadounidenses.

En diciembre del 2005, acordó comprar 18 F-16 usados de Holanda por 185 millones de dólares.

En el 2002, compró 10 F-16 por 660 millones de dólares de Lockheed Martin Corp, principal vendedor de armas a América Latina.

COLOMBIA. En su lucha contra la guerrilla y el narcotráfico, Bogotá tuvo el mayor gasto de equipamiento militar respecto a su PIB en la región. El año pasado ascendió a un récord de 6.600 millones de dólares.

Colombia dijo en el 2007 que planeaba comprar nuevos helicópteros y aviones tras aprobar un plan de cuatro años para actualizar sus equipos por 3.700 millones de dólares.

Washington ha destinado cerca de 6.000 millones de dólares en ayuda militar a Colombia desde el 2000.

ECUADOR. El presidente Rafael Correa ha aumentado su presupuesto de defensa desde que arribó al poder en el 2007, llevándolo al 2,9 por ciento del PIB ese año y gastando 1.360 millones de dólares el año pasado.

Argumenta que busca aumentar la fuerza aérea para proteger la porosa frontera con Colombia. El nuevo equipamiento podría ayudar a aplacar a los frecuentemente revoltosos militares.

Ecuador dijo en el 2008 que pagaría 280 millones de dólares por 24 aviones de la brasileña Embraer. El pacto vino cuando se agudizó la tensión con Colombia por una incursión militar.

Fuente de cifras de gasto militar anual: Stockholm International Peace Research Institute

(Compilado por Jijo Jacob y Frank Jack Daniel en Caracas y Bangalore Editorial Reference Unit)