27 de agosto de 2009

DATOS-Datos claves sobre la minera Doe Run Perú

LIMA (Reuters/EP) - Doe Run Perú, un importante exportador de metales del país, cayó en una crisis financiera que lo llevó a paralizar sus operaciones en la mayor fundición y refinería del país por una crisis financiera.

La paralización de su complejo metalúrgico puso en riesgo el empleo de miles de trabajadores y la continuidad de la limpieza ambiental de una de las ciudades más contaminadas del mundo.

A continuación datos claves de Doe Run Perú

* Doe Run Perú opera la fundición y refinería de La Oroya en la región andina de Junín, a unos 174 kilómetros al este de Lima, que transforma el mineral polimetálico típico de los Andes centrales en 10 metales: cobre, zinc, plata, plomo, indio, bismuto y oro, entre otros.

- La empresa también es dueña de una pequeña mina subterránea de cobre, Cobriza, ubicada en la región andina de Huancavelica, en el sur del país.

* Según la empresa, su complejo de La Oroya es el único en el mundo que opera en simultáneo cuatro pilares o circuitos de fundición fundamentales: circuito de cobre, circuito de plomo, circuito de zinc y circuito de metales preciosos.

* Doe Run Perú, el sexto exportador de metales del país, registró ventas al exterior por 1.217 millones de dólares el año pasado.

* La empresa refinó el año pasado 53.831 toneladas de cobre, 114.259 toneladas de plomo, 43.440 toneladas de zinc, 1,07 millones de kilogramos finos de plata y 1,69 millones de gramos finos de oro, de acuerdo al Ministerio de Energía y Minas.

* La empresa es una unidad del estadounidense Grupo Renco, que adquirió el complejo en 1997 por 247,9 millones de dólares luego de una subasta pública en la cual el primer postor -Industrias Peñoles de México- decidió no ejecutar su oferta.

* Doe Run Perú se comprometió con el Gobierno a desarrollar en 10 años un plan ambiental (PAMA) en la ciudad de La Oroya, que tenía elevados niveles de plomo en el aire.

* El plazo para el cumplimiento del PAMA fue extendido adicionalmente en dos años y siete meses por el Gobierno -que vence en octubre de este año- luego de que la empresa reportó cambios complejos en la ejecución de su plan ambiental.

* La empresa ha cumplido con parte de la ejecución del PAMA. Para fines de septiembre del año pasado Doe Run tenía funcionando dos plantas de ácido sulfúrico que procesaba las emisiones de gases tóxicos de los circuitos de zinc y plomo.

* La ejecución de una tercera planta de ácido sulfúrico correspondiente al circuito de cobre quedó paralizada en diciembre del año pasado.

* La Oroya es considerada una de las 10 ciudades más contaminadas del mundo por el Blacksmith Institute, una organización medioambiental con sede en Nueva York.

* Según un estudio de la Universidad de San Luis en Estados Unidos, el 97 por ciento de los niños de La Oroya tenía niveles tóxicos de plomo en el 2005.

* La firma reportó en febrero que enfrentaba problemas financieros luego de que un grupo de bancos le cortó un crédito por 75 millones de dólares que iba a ser destinado a la compra de concentrados de zinc, cobre y plomo, y en marzo detuvo su refinación de plomo y zinc, a excepción de la de cobre.

* La empresa adeuda a sus proveedores de minerales 110 millones de dólares y tiene inversiones pendientes con el Estado por 150 millones de dólares para finalizar su plan ambiental.

* Tras un fallido plan de rescate por 175 millones de dólares ofrecido por un grupo de sus proveedores, la empresa donde laboran 3.500 trabajadores, paralizó totalmente sus operaciones en junio y ha pedido una nueva extensión del plazo del PAMA, por 30 meses adicionales.

* Doe Run, que en agosto se declaró en reestructuración ante el ente que resuelve procesos de insolvencia, es propiedad del multimillonario neoyorquino Ira Rennert, el presidente ejecutivo de Renco Group.

* El Gobierno ha afirmado que podría otorgar a Doe Run una "extensión razonable" del plazo del PAMA, si la empresa inyecta capital fresco, da una garantía de cumplimiento de su plan ambiental y llega a un acuerdo con sus proveedores.

(Compilado por Teresa Céspedes y Madelyn Fairbanks)