31 de agosto de 2009

DATOS-Cómo han enfrentado otros países la "maldición" petrolera

(Reuters/EP) - El Gobierno de Brasil propuso el lunes una importante reforma petrolera que le daría más control sobre enormes yacimientos de petróleo mar adentro.

Las riquezas petroleras en otros países ha causado más deterioro que beneficios económicos, un fenómeno conocido como la "maldición petrolera".

A continuación, breves descripciones de cómo algunos otros países lidian con su propia riqueza petrolera:

NORUEGA

La administración de sus ingresos petroleros desde sus principales descubrimientos en la década de 1970 a menudo es tomado como modelo a ser imitado por otros países ricos en petróleo. Se vio beneficiado por ser un país rico, democrático y estable con anterioridad.

El Gobierno se apuró en establecer reglamentos que definieron al petróleo como recursos de propiedad común, dejando de lado los principios éticos y el requerimiento de que los ingresos sean utilizados para las generaciones futuras.

El Fondo del Petróleo, establecido en 1990, aisla de manera efectiva los ingresos petroleros de la economía mediante inversiones en el extranjero y sólo devolviendo sus ganancias sobre inflación cercanas al 4 por ciento.

El fondo de 400.000 millones de dólares, que es administrado por el banco central independiente para mantenerlo a cierta distancia de los políticos, posee alrededor de un 1 por ciento de las acciones mundiales que cotizan en bolsa.

Ha habido algunas solicitudes para que el Gobierno gaste más de la reserva de petróleo, pero sigue habiendo un consenso político general respecto de las reglas.

IRAK

Décadas de sanciones y guerra han impedido que Irak saque el mayor provecho de sus reservas comprobadas de 115.000 millones de barriles de crudo, las terceras mayores del mundo.

La economía está dominada por el petróleo, que tradicionalmente ha provisto más del 90 por ciento de los ingresos por exportaciones, el país bombea alrededor de 2,4 millones de barriles por día, mucho menos de lo que es capaz de producir.

Pese a la riqueza petrolera, el producto interno bruto per capita es apenas de unos 4.000 dólares y la tasa de desempleo es del 18 por ciento.

Irak busca inversión extranjera para desarrollar su industria petrolera, sin embargo la primera licitación desde la invasión estadounidense en el 2003 decepcionó a las petroleras debido a que el país ofrecía pagar menos de lo que esperaban por desarrollar sus campos de crudo.

MEXICO

La industria petrolera mexicana ha financiado parte importante del gasto gubernamental desde el descubrimiento de enormes reservas de crudo mar adentro en la década de 1970. Los ingresos del petróleo actualmente cubren aproximadamente un 40 por ciento del gasto del Gobierno.

Los ingresos del crudo en gran parte son gastados apenas entran a las arcas federales y la fuerte recesión del 2009 ha demostrado la insuficiencia de los anteriores esfuerzos por ahorrar los gigantes ingresos del petróleo.

La pesada carga fiscal impuesta al monopolio petrolero Pemex, que a menudo significa que reporta pérdidas incluso cuando los precios del petróleo son elevados, resta inversiones.

La producción de crudo desciende desde el 2004, dado que los enormes campos encontrados en la década de 1970 entraron a su fase natural de caída.

VENEZUELA

El importante exportador de crudo desde la década de 1920 siempre ha dependido de su vasta riqueza petrolera para financiar el gasto y desarrollo del Gobierno, lo que significa que su economía se mueve de la mano con los precios mundiales del crudo.

El petróleo convirtió a Venezuela en el país más rico de América Latina en la década de 1970, pero desde la década de 1980 económicamente ha cedido terreno al tiempo que el crecimiento de la población superó largamente al incremento de las ganancias petroleras.

Los intentos por ahorrar ingresos en buenos años para utilizarlo en crisis han sido ampliamente infructuosos. Desde mediados de la década, el fuerte incremento de los precios del petróleo ha llevado al Gobierno a aumentar bastante el gasto.

El presidente, Hugo Chávez, ha utilizado la riqueza petrolera para propulsar una ampliación del gasto social para proveer alimentos subsidiados, educación y servicios médicos para la gente pobre del país y para nacionalizar partes de la economía.

Pero el gran incremento del gasto estatal en los últimos años ha impulsado el persistente problema de la inflación de Venezuela, que se encuentra entre las más altas del mundo.

ANGOLA

Angola emergió de su guerra civil como una de las economías de más rápido crecimiento gracias a los altos precios del petróleo y miles de millones de dólares de préstamos de China para reconstruir caminos y puentes.

Pero los críticos dicen que la riqueza petrolera no se ha derramado hacia sus ciudadanos. Cerca de dos tercios de la población vive con menos de 2 dólares por día.

Angola está en el puesto 158 del ranking de 180 países más corruptos de Transparency International.

NIGERIA

Cinco décadas de extracción petrolera en el país más habitado de Africa han inflado los bolsillos de una elite poderosa, pero han generado conflictos y pocos beneficios tangibles para la gran mayoría de la población.

Standard Bank calculó el año pasado que el Gobierno nigeriano recibió 436.000 millones de dólares nominales entre 1970 y 2007, o cerca de 1,2 billones en dinero actual.

Pero década de corrupción y desmanejo han evaporado esos ingresos.

Nigeria ahorra los ingresos petroleros cuando el crudo supera un precio de referencia en una cuenta específica. Ese es un pilar de un acuerdo de reformas firmado con el Fondo Monetario Internacional.