11 de septiembre de 2009

DATOS-Nueva iniciativa de ley de medios en Argentina

BUENOS AIRES (Reuters/EP) - Los legisladores argentinos están debatiendo un proyecto de ley que podría desarmar los monopolios mediáticos para garantizar un mayor espacio radioeléctrico al sector público y a las organizaciones sin fines de lucro.

La presidenta Cristina Fernández dijo que la reforma a la ley actual, que fue promulgada en la última dictadura militar -aunque luego sufrió varios cambios-, ayudará a la democracia, pero los críticos al proyecto dicen que su principal objetivo es quitarle poder al Grupo Clarín, el mayor conglomerado de medios de Argentina.

Fernández y su marido, el ex presidente Néstor Kirchner, mantienen una pelea abierta con el Grupo Clarín desde la posición crítica que adoptó este grupo respecto del Gobierno durante las fuertes protestas del sector agrario del año pasado.

Estos son los principales puntos de la iniciativa:

* Limitar los monopolios mediáticos es el principal objetivo del proyecto, que reduce a 10 el número de licencias de radiodifusión que una empresa puede tener desde el límite actual de 24. También habrá límites al número de licencias para radios y canales de televisión regionales.

Varios grupos de medios deberán renunciar a algunas licencias para preservar las operaciones más rentables, algo que permitiría la entrada de nuevos participantes al negocio.

* Las compañías de telecomunicaciones podrían entrar al negocio de la televisión paga, con la posibilidad de ofrecer el servicio de "triple play", que comprende telefonía, internet y televisión. El Grupo Clarín domina este mercado, pero Telefónica y Telecom Argentina podrían competir en este rubro si permiten el ingreso de capitales nacionales a un 70 por ciento de la empresa y si abren a la competencia sus redes.

Recientemente, el ente antimonopolios local le ordenó a Telecom Italia vender su parte en Telecom Argentina, y así abrió la puerta a que la empresa sea controlada por capitales argentinos.

* La música, películas y programas locales tendrán un cupo mínimo garantizado en radio y televisión. Las estaciones de radio deberán dedicar el 30 por ciento de su emisión de música a artistas argentinos, y los canales de televisión deberían emitir al menos seis nuevas películas locales por año.

* Se crea un nuevo ente regulador, que reemplazará al actual Comfer. El Gobierno también controlará al nuevo ente, pero éste ahora incluirá a miembros de la oposición. Críticos a la ley dicen que el ente regulador debe ser autónomo o depender del Congreso. El Gobierno también designará a un defensor del público que se encargará de las relaciones con el público y recibiría reclamos.

* El Estado, el sector privado y las organizaciones sin fines de lucro -como la Iglesia Católica y universidades- se repartirán cerca de un tercio de las licencias para radio y televisión para cada uno. Eso podría implicar un recorte en el espacio radioeléctrico disponible para las compañías privadas y garantiza por primera vez espacio para organizaciones sin fines de lucro.