12 de abril de 2014

Débiles señales de caja negra aumentan premura por encontrar a avión malasio desaparecido

Por Swati Pandey

PERTH, Australia, 12 abr, 12 Abr. (Reuters/EP) -

- Las operaciones de búsqueda del extraviado avión de Malaysia Airlines se retomaron el sábado, cinco semanas después de que la aeronave desapareciera de los radares, en medio del temor a que las señales provenientes de las baterías de la caja negra a bordo de la nave se hayan apagado.

El primer ministro australiano, Tony Abbott, advirtió el viernes que las señales detectadas durante la búsqueda en el remoto extremo sur del Océano Indico, que provendrían de las grabadoras de la caja negra, se estaban desvaneciendo.

El vuelo MH370 de Malaysia Airlines desapareció poco después de despegar el 8 de marzo en Kuala Lumpur con destino a Pekín con 227 pasajeros y 12 miembros de la tripulación a bordo, desatando una búsqueda internacional que está ahora concentrada en el Océano Indico.

Funcionarios involucrados en la búsqueda confían en que hallarán la posición aproximada de la grabadora de la caja negra, aunque han determinado que la última señal, detectada por los investigadores el jueves, no provenía de la aeronave desaparecida.

Las baterías en la grabadora de la caja negra ya han superado su periodo de duración de 30 días, haciendo que la búsqueda por encontrarla en el oscuro lecho marino sea más urgente.

Una vez que estén seguros de que hallaron la caja negra, los investigadores planean desplegar un pequeño "robot" controlado remotamente conocido como vehículo submarino autónomo.

"El trabajo continúa en un esfuerzo por reducir el área de búsqueda submarina para cuando el vehículo submarino autónomo sea desplegado", dijo el sábado la agencia australiana que coordina la búsqueda.

"No se han confirmado percepciones acústicas en las últimas 24 horas", dijo en un comunicado.

Los datos de la grabadora de la caja negra de la cabina de mando y las conversaciones entre la tripulación del vuelo podrían entregar respuestas sobre lo que ocurrió con el avión, que voló miles de kilómetros lejos de su trayectoria luego de despegar.

El misterio ha provocado la búsqueda y operación de rescate más costosa en la historia de la aviación.

Funcionarios que investigan la desaparición del avión sospechan que el copiloto de la aeronave intentó hacer una llamada telefónica desde su celular luego de que el avión fue desviado de su ruta programada, según reportó el sábado el diario New Straits Times de Malasia.

El intento del copiloto, Fariq Abdul Hamid, de hacer la llamada fue detectado por una torre de telefonía móvil cuando el avión estaba a unas 200 millas náuticas al noroeste del estado de Penang, en la costa oeste de Malasia, dijo el periódico citando a fuentes anónimas involucradas en la investigación.

Esto fue cerca de donde el radar militar detectó por última vez a la aeronave a las 2.15 hora local del 8 de marzo.

((matthew.siegel@thomsonreuters.com)

REUTERS MCM PG