12 de agosto de 2009

Dólar cae antes de comunicado Fed, libra presionada

Por Nick Olivari

NUEVA YORK (Reuters/EP) - El dólar caía el miércoles frente al euro desde un máximo de poco más de una semana y se mantenía bajo presión frente al yen, en un clima de cautela a la espera del comunicado que la Reserva Federal emitirá por la tarde.

La expectativa por el anuncio de la Fed dejó en un segundo plano un informe oficial que mostró que el déficit comercial estadounidense se amplió en junio a 27.000 millones de dólares por un alza en los precios del petróleo.

La libra estaba bajo presión después de que el Banco de Inglaterra sugirió en su informe de inflación que los mercados estaban apostando demasiado prematuramente a un alza en las tasas de interés británicas.

"El mercado cambiario al menos esperará que la Fed suene un poco más optimista sobre el estado de la economía estadounidense, aunque la mayoría de los ojos estarán buscando comentarios sobre la posición de la política monetaria en lo que respecta al futuro de la flexibilización cuantitativa", dijo Sacha Tihanyi, estratega de Scotia Capital en Toronto.

"Si bien el Banco de Inglaterra introdujo mucha incertidumbre con su decisión de expandir el programa de flexibilización cuantitativa, el dólar sufriría si la Fed sugiere un movimiento en la misma dirección, ya que algunos esperan una señal de que el esquema no será extendido", agregó.

El euro cayó a un mínimo de una semana y media frente al dólar en torno a 1,4087 dólares, pero luego se recuperó y operaba con un alza diaria del 0,1 por ciento a 1,4158 dólares en la mañana de Nueva York

El euro se depreciaba un 0,1 por ciento frente al yen a 135,62 yenes.

El dólar también caía frente a la moneda japonesa, cotizando a 95,81 yenes, tras alcanzar su nivel más bajo en lo que va de esta semana. Frente a una cesta de monedas, la divisa estadounidense caía un 0,1 por ciento a 79,103.

La libra bajaba un 0,1 por ciento a 1,6462 dólares después del informe de inflación del Banco de Inglaterra.

La entidad dijo que la inflación británica se ubicaría muy por debajo de la meta de 2 por ciento en dos años si se subieran las tasas de interés en el primer trimestre.

En tanto, se espera que la Fed deje sus tasas estables este miércoles cerca de cero por ciento, pero la atención está puesta en si anunciará o no el fin de su programa de compra de bonos del Tesoro estadounidense.

"El mercado actualmente descuenta una posibilidad de 50 por ciento de que la primer alza de tasas tendrá lugar a fines del 10 de enero y cualquier comentario de la Fed apuntando hacia una fecha posterior será negativo para el dólar en el corto plazo", dijeron en un reporte analistas de Commerzbank.

(Nick Olivari)