1 de julio de 2009

Dólar cae; noticias de China pesan

Por Gertrude Chavez-Dreyfuss

NUEVA YORK (Reuters/EP) - El dólar cayó a su menor nivel en más de tres semanas contra el euro el miércoles, presionado por noticias de que China ha pedido debatir propuestas para una nueva moneda de reserva mundial en la próxima cumbre del Grupo de los Ocho países más industrializados.

Las ganancias en las acciones globales, además de la mejora en la actividad manufacturera en Europa y China han perjudicado también a la demanda por el dólar como refugio seguro.

Pero fue la noticia sobre China, citando fuentes, lo que alimentó una fuerte ronda de venta de dólares, sumándose a las tempranas pérdidas de la moneda en Asia y Londres.

"Este sigue siendo el talón de Aquiles para el dólar y será un problema yendo hacia la reunión del G8", dijo Richard Franulovich, estratega cambiario jefe de Westpac, en Nueva York.

En las operaciones de la tarde, el euro subió un 0,8 por ciento en el día a 1,4147 dólares. Operó más temprano a 1,4201 dólares, a consecuencia de la noticia de China, su mejor resultado desde el 5 de junio, según información de Reuters.

El índice del dólar ICE Futures, una medida del valor del dólar contra una canasta de seis monedas principales, cayó un 0,6 por ciento a 79,649.

Lo que dice China suena como si quisieran terminar con el rol del dólar como la principal reserva de moneda del mundo, dijo Marc Chandler, jefe de estrategia cambiaria global de Brown Brothers Harriman en Nueva York, pero la tercera economía del mundo no respalda su discurso, ya que continúa acumulando dólares y bonos del Tesoro, agregó.

China sigue siendo el mayor tenedor de bonos del Tesoro, con alrededor de 763.500 millones de dólares en notas hasta abril, el dato más reciente disponible del Departamento del Tesoro. Tiene casi 2 billones de dólares en reservas de monedas y algunos estiman que entre un 65 a un 75 por ciento de ese monto estaría en dólares.

Más temprano en la sesión, las positivas cifras en el sector manufacturero de Europa y China impulsaron el optimismo a nivel global. Eso ayudó a las acciones estadounidenses y a las monedas asociadas a materias primas, como el dólar canadiense y el dólar australiano.

"Estamos viendo apetito por el riesgo debido a las cifras manufactureras, pero es una especie de espada de dos filos", dijo Greg Salvaggio, vicepresidente de mercados de capital en Tempus Consulting en Washington. "Creo que todavía quedan muchas dudas acerca de la sustentabilidad y profundidad de la recuperación en Estados Unidos", agregó.

Analistas dijeron que las lecturas mixtas en los sectores laborales, fabriles e inmobiliarios contribuyeron a la debilidad del dólar, pero advirtieron que las operaciones seguirían volátiles previo a un reporte clave sobre el empleo en Estados Unidos el jueves.

Economistas esperan que la economía del país haya recortado otros 363.000 empleos en junio tras perder 345.000 en mayo. También el jueves, el Banco Central Europeo celebra su reunión de política, donde se espera que la institución mantenga sin variación a las tasas y ofrezca más detalles sobre su programa de compra de activos.

El yen, en tanto, tuvo problema, ya que los inversores instituciones japoneses vendieron la moneda a comienzos del nuevo trimestre. Una mejora más pequeña de lo esperado en el estudio corporativo tankan de junio del Banco de Japón también pesó sobre el yen.

El dólar subió un 0,3 por ciento a 96,61 yenes, mientras que el euro se apreció un 1,1 por ciento a 136,71 yenes.