6 de agosto de 2009

Dólar sube por aversión al riesgo, libra cae

Por Steven C. Johnson

NUEVA YORK (Reuters/EP) - La libra esterlina se desplomó el jueves luego de que el Banco de Inglaterra dijo que inyectaría más dinero en un sistema bancario todavía frágil, mientras que el dólar subía contra el yen un día antes de la divulgación de un informe oficial sobre el empleo en Estados Unidos.

El Banco de Inglaterra no modificó las tasas de interés pero sorprendió a los mercados elevando el monto de un programa de compra de bonos, diseñado para estimular el crédito y apoyar a la economía.

Eso derrumbó a la libra desde sus máximos de 10 meses de más de 1,70 dólares, cayendo más de un 1 por ciento contra el dólar. Además, perdió terreno frente al euro después de que el Banco Central Europeo dejó las tasas de interés en un 1 por ciento y pronosticó una recuperación económica para el 2010.

"El movimiento del Banco de Inglaterra fue sorpresivo y es una espada de doble filo. Está reasegurando que están preparados para hacer lo que sea necesario pero además insinúa que la recuperación global podría no ser tan agresiva como los mercados habían pensado", dijo Mike Moran, estratega cambiario jefe de Standard Chartered, en Nueva York.

El aumento en la aversión al riesgo el jueves golpeó a Wall Street y levantó al dólar desde mínimos de varios meses contra el euro y otras monedas consideradas como seguras.

Los inversores además cubrieron posiciones previo a la divulgación de las cifras de las nóminas no agrícolas el viernes, que se espera muestren que el ritmo de pérdida de empleo en Estados Unidos bajó durante julio.

El euro caía un 0,5 por ciento a 1,4338 dólares, retrocediendo desde un máximo de nueve meses de 1,4446 dólares tocado a comienzos de esta semana. El dólar subía un 0,7 por ciento a 95,55 yenes, mientras que la libra caía un 1,3 por ciento a 1,6758 dólares.

El euro ganaba también un 0,6 por ciento contra la libra a 85,52 peniques.

Economistas sondeados por Reuters esperan que la información laboral muestre que los empleadores recortaron 320.000 empleos en julio, cantidad menor que los 467.000 puestos perdidos el mes anterior.

"Hay muchas dudas antes del dato de las nóminas no agrícolas de mañana", dijo Samarjit Shankar, director de estrategia global de Bank of New York Mellon en Boston.