21 de septiembre de 2009

Dólar sube, inversores recortan posiciones cortas

Por Gertrude Chávez-Dreyfuss

NUEVA YORK (Reuters/EP) - El dólar operaba más firme en forma generalizada el lunes, llegando casi al récord en dos semanas frente al yen, pues los inversores recortaban grandes posiciones cortas antes de una decisión de la Reserva Federal sobre las tasas de interés estadounidenses esta semana.

El dólar subió casi un 1 por ciento diario contra el yen, tras unos flujos especulativos que lo empujaron al alza en una jornada tranquila en Asia, donde los mercados de Japón, Singapur y otros lugares estuvieron cerrados por feriados.

En ausencia de datos o eventos económicos el lunes, los operadores tomaban ganancias sobre monedas que han repuntado frente al dólar, incluyendo el euro, que ha tenido un ascenso de más de 2 por ciento en lo que va del mes.

"Los mercados están consolidándose y corrigiéndose antes de la decisión de la Fed esta semana", dijo Vasilli Serebriakov, estratega cambiario de Wells Fargo en Nueva York.

Se prevé que el Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed (FOMC, por sus siglas en inglés), que determina la política monetaria de Estados Unidos, mantenga sus tasas sin cambios entre cero y 0,25 por ciento el miércoles.

Pero los operadores estarán atentos a cualquier indicio sobre la estrategia de salida del banco central desde la actual flexibilización cuantitativa.

Los analistas también decían que algunos inversores empezaban a preocuparse por unas posiciones cortas en dólares posiblemente exageradas, sugiriendo que podría acercarse una corrección de corto plazo.

"También hemos visto en las posiciones especulativas un incremento en las cortas en dólares, en particular las largas en euros", dijo Serebriakov. "Es sorprendente ver que esa exposición corta esté recortándose".

Los datos de la Comisión de Operaciones de Futuros de Materias Primas de Estados Unidos mostraron que los especuladores cambiarios subieron la semana pasada las posiciones cortas en dólares -esencialmente, apuestas a una depreciación de la divisa- a su máximo desde marzo del 2008.

En las primeras operaciones en Nueva York, el dólar subía el 1,3 por ciento a 92,41 yenes, cerca de un máximo de alrededor de 92,53 yenes, récord desde el 9 de septiembre de acuerdo con los gráficos de Reuters.

El euro descendía el 0,5 por ciento a 1,4630, cediendo desde 1,4766 a fines de la semana pasada, el nivel más fuerte desde septiembre del 2008.

Contra una canasta de monedas, el dólar ganaba 0,8 por ciento a 77,076, máximo desde el 10 de septiembre.

El dólar también se beneficiaba de la disminución del apetito por el riesgo, ya que un índice de las acciones europeas en general caía debajo de la marca de 1.000 puntos por las preocupaciones de que el mercado podría haberse adelantado demasiado a la situación de la economía real.