7 de julio de 2009

Dólar y yen suben ante disminución de apetito por el riesgo

Por Steven C. Johnson

NUEVA YORK (Reuters/EP) - El yen y dólar avanzaron con fuerza el martes, cuando la incertidumbre sobre el panorama de la economía global y la proximidad de los resultados corporativos aumentaron el atractivo del refugio seguro de ambas divisas.

La libra esterlina cayó, ya que la debilidad de la producción industrial reforzó las dudas sobre la recuperación en Gran Bretaña, y el euro retrocedió, acercándose a 1,39 dólares después de haber subido encima de la marca de 1,40 dólares por un incremento mayor de lo previsto en los pedidos a las fábricas de Alemania.

Cuando aumenta la aversión al riesgo en los mercados, los inversionistas suelen reducir su tenencias de acciones y monedas de alto rendimiento y buscan dólares y yenes empleados para financiar el comercio.

"Hemos estado recibiendo señales muy variadas, con ciertos datos positivos y ciertos datos muy pobres, así que es extremadamente difícil señalar una dirección", dijo Fabian Eliasson, vicepresidente de venta de divisas de Mizuho Corporate Bank en Nueva York.

"Como resultado, la gente está saliendo de los activos de mayor rendimiento y volviendo al dólar y al yen. Ahora, el foco estará en las ganancias corporativas como el principal conductor del mercado", agregó.

El dólar cayó 0,6 por ciento a 94,72 yenes mientras que el euro cayó 1,1 por ciento a 131,81 yenes y 0,4 por ciento frente al dólar a 1,3914 unidades estadounidenses.

La libra retrocedió un 0,9 por ciento a 1,6119 dólares luego de que los datos mostraran una caída en la producción fabril de 0,5 por ciento en mayo, lastimando las esperanzas de una recuperación.

"Sin duda, el riesgo es que los 'brotes verdes' se están secando", dijo Michael Klawitter, estratega de divisas de Dresdner Kleinwort en Francfort.

GANANCIAS, G-8

Los operadores están a la espera de las ganancias corporativas de Estados Unidos, que serán divulgadas las próximas semanas. Los analistas estiman que resultados pobres, especialmente de parte de instituciones financieras, probablemente aumentarían la demanda por el dólar.

"Si las ganancias de los bancos decepcionan en cualquier forma o el S&P rompe niveles cruciales, probablemente los operadores comenzarán a reducir sus posiciones largas (en monedas de alto riesgo) y el dólar podrá tener mayor demanda", dijo Chris Turner, estratega de divisas de ING.

Los analistas también tienen la vista fija en la reunión de esta semana de los líderes del Grupo de los Ocho, que comenzará el miércoles en Italia.

China, Rusia y Brasil han dicho que presionarán por su punto de vista respecto a que el mundo necesita comenzar a buscar una nueva moneda de reserva mundial como alternativa al dólar, aunque admitieron que el cambio tomará tiempo.

Un borrador del comunicado obtenido por Reuters no hacía referencia al asunto.

Según un funcionario estadounidense, el presidente Barack Obama y el primer ministro ruso, Vladimir Putin, no discutieron los precios del petróleo ni el estatus del dólar el martes en Moscú.