27 de agosto de 2009

Dominicana propone excluir a Honduras del TLC EEUU-Centroamérica

Por Manuel Jiménez

SANTO DOMINGO (Reuters/EP) - República Dominicana propuso la exclusión de Honduras del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Centroamérica, como una forma de presionar por el retorno del depuesto presidente Manuel Zelaya ante la negativa del Gobierno de facto de devolverle el poder.

La propuesta fue hecha por el presidente Leonel Fernández el miércoles por la noche en el marco inaugural de la XVIII Conferencia Centroamericana y del Caribe de Partidos Políticos en la capital dominicana, en la que participan unos 11 países de la región y el Parlamento Centroamericano (PARLACEN).

"Yo me atrevería a proporcionar una fórmula infalible para que el presidente Zelaya vuelva al poder: la suspensión de Honduras en el marco del DR-CAFTA, solamente se adopta eso y yo les digo que en dos o tres semanas Zelaya regresa", dijo Fernández al inaugurar el evento.

El Tratado de Libre Comercio para la República Dominicana y Centroamérica (DR-CAFTA por sus siglas en inglés) da beneficios arancelarios además de a Santo Domingo a Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, para los que Estados Unidos ha sido históricamente el mayor socio comercial.

El Gobierno de facto que se instaló en Honduras tras el golpe de Estado del 28 de junio está bajo presión internacional para que restablezca a Zelaya y una misión de la OEA ha estado buscando una salida negociada a la crisis política de uno de los países más pobres de Centroamérica.

Pero, ese Gobierno presidido por Roberto Micheletti se ha negado a aceptar cualquier solución que pase por la vuelta de Zelaya al poder, a pesar de que Estados Unidos ha retirado ayuda financiera y tomó medidas diplomáticas como presión.

Para Fernández es "desafortunado y lamentable" el que la crisis hondureña no haya podido ser resuelta por la vía del diálogo y pese a la condena mundial a la instalación del Gobierno de facto que encabeza Micheletti.

"De permitirse el mantenimiento de los golpistas en el poder, habrá consecuencias políticas y económicas en los demás países", advirtió Fernández, quien recalcó que la solución urgente a la crisis de Honduras compete a toda América Latina.

El mandatario dominicano se preguntó si es posible que en Honduras continúe gobernando una administración ilegítima a pesar del rechazo de Naciones Unidas (ONU), la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Europea (UE), la Liga Arabe y otros mecanismos de integración mundial.

Por su parte, la presidenta del Parlamento Centroamericano, Gloria Guadalupe Oquelí, sostuvo que en la crisis que afecta al mundo hay que deponer actitudes y buscar la unidad entre los partidos, las iglesias y en la sociedad.

"Hay que buscar los puntos que unen y no los que desunen a los latinoamericanos", dijo la dirigente parlamentaria, quien rechazó el golpe contra Zelaya por quebrantar la decisión del pueblo que lo escogió en elecciones libres.