15 de agosto de 2009

Economía argentina cae en junio; peor dato en 7 años

Por Damián Wroclavsky

BUENOS AIRES (Reuters/EP) - La actividad económica argentina cayó un 0,4 por ciento interanual en junio, en su peor resultado en casi siete años, golpeada por la crisis global y conflictos domésticos.

El dato se ubicó levemente por debajo de lo esperado por el mercado, que apuntaba según un sondeo de Reuters una caída del 0,6 por ciento para el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE), índice que anticipa el comportamiento trimestral del

PIB.

El indicador mostró una retracción del 0,8 por ciento respecto de mayo y acumula una mejora del 1,1 por ciento en los primeros seis meses del 2009. La medición de los últimos 12 meses muestra una subida del 3,3 por ciento.

El EMAE interanual de mayo fue corregido a un retroceso del 0,3 por ciento desde el 0,0 por ciento que había sido informado previamente, con lo cual se convirtió en la primera caída del indicador en 77 meses.

"La recesión está consolidada y sigue", dijo Lorenzo Sigaut, economista de la consultora Ecolatina.

"Hay contracción de la economía desde el cuarto trimestre del 2008 (...) Nosotros medimos una caída interanual de 4 por ciento en el primer semestre", añadió en referencia a los cálculos de la consultora, que como los de la mayoría de los economistas privados difieren de las mediciones públicas.

Argentina cerró en el 2008 una etapa de expansión de seis años consecutivos entre tasas del 6,8 por ciento y del 9,2 por ciento, pero luego la economía comenzó a dar señales claras de desaceleración, que llevó a economistas privados a pronosticar un ciclo recesivo durante el 2009.

El Gobierno mantiene la previsión de un crecimiento del 4 por ciento establecida en la ley de Presupuesto, pero el mercado espera que la recuperación no llegue hasta al menos el 2010.

Las estadísticas públicas de Argentina están ampliamente cuestionadas desde el 2007, cuando el Gobierno intervino el ente estatal que las elabora (Indec) y cambió metodologías de medición, lo que le valió acusaciones de manipulación por parte de economistas, opositores y personal del propio organismo.

"Regularizar la metodología y criterios del Indec va a llevar un tiempo, costará llegar a la realidad", dijo Rodolfo Rossi, un ex presidente del Banco Central.

El ministro de Economía, Amado Boudou, que lleva un mes en el cargo, se comprometió a restaurar la credibilidad de los indicadores.

"Es una novedad que acaban de mostrar por primera vez una caída (de la actividad económica). La novedad es que el Indec lo reconoce", señaló Sigaut.

- Más información en