25 de octubre de 2007

Economía/Empresas.- Eskenazi dice que la compra del 25% de YPF podría estar cerrada en el primer trimestre de 2008

BUENOS AIRES, 25 Oct. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El empresario Enrique Eskenazi, propietario del Grupo Petersen, anunció hoy que la compra del 25 por ciento de YPF, filial del grupo hispano-argentino Repsol YPF, podría estar definida en el primer trimestre del año próximo.

"Esto puede estar firmado, en caso que fuera positivo el acuerdo, que todavía no sabemos, recién el primer trimestre del año próximo", aseguró Eskenazi a la prensa en la provincia de San Juan.

Según medios económicos, el Grupo Petersen pagaría por el 25 por ciento de YPF unos 300 millones de dólares (209,9 millones de euros) en efectivo, y el resto, hasta llegar a 3.700 millones de dólares (2.590 millones de euros), sería financiado a razón de un tercio por Repsol y el resto por bancos internacionales.

El presidente de Repsol YPF, Antonio Brufau, ya expresó el pasado mes de septiembre su deseo de que en el primer trimestre de 2008 se pueda avanzar la noticia del acuerdo para que en el primer semestre se haga realidad.

"Una operación de este tipo, tan importante para la República Argentina, no podía cerrarse en 15 días, era ridículo; porque estamos hablando de que la banca internacional tiene que confiar en la Argentina y en nuestro grupo", dijo Eskenazi al "Diario de Cuyo".

"Si uno tiene que comprar una casa tarda un mes, o mes y medio; cuando tiene que comprar un porcentaje que puede ser el negocio más importante de la República Argentina en muchas décadas, hay que afinar la punta del lápiz. Son muchos requisitos, incluso legales. Nosotros estamos en carrera, estamos trabajando sobre este proyecto", explicó.

El Grupo Petersen comenzó su actividad como constructora hace casi 80 años y posteriormente fue diversificando sus inversiones a otras actividades, como la financiera. Es propietario de los bancos de las provincias de San Juan, Santa Fe y Santa Cruz, de ahí que se mencione su cercanía con el presidente Néstor Kirchner.

El presidente argentino ha recriminado en varias ocasiones a las petroleras que operan en Argentinas por no haber realizado, a su juicio, las inversiones necesarias para sostener el crecimiento de la demanda de energía del país.