13 de abril de 2016

La economía latinoamericana decrecerá este año un 0,5% y crecerá un 1,5% en 2017

  • La economía latinoamericana decrecerá este año un 0,5% y crecerá un 1,5% en 2017
NACHO DOCE / REUTERS

   MADRID, 13 Abr. (Notimérica) -

   La economía latinoamericana en su conjunto experimentará un crecimiento global negativo del 0,5% este año, por segundo año consecutivo -el decrecimiento en 2015 fue del 0,1%--. Sin embargo, se prevé que la actividad económica se fortalecerá en todos los países de la región en 2017 con un crecimiento de hasta 1,5%, según indica el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su último informe de abril "Perspectivas Económicas Mundiales".

   El FMI señala que "existen diferencias sustanciales entre regiones y países". Por un lado, América del Sur sigue sufriendo los profundos efectos de la disminución de los precios de las materias primas y para el conjunto de esta zona el FMI prevé un decrecimiento del 2% para este año y un crecimiento del 0,8 % en 2017 en el conjunto de los 10 países (Brasil, Argentina, Colombia, Venezuela, Chile, Perú, Ecuador, Bolivia, Uruguay y Paraguay).

   Por el otro, México, América Central y el Caribe se están beneficiando de la recuperación de Estados Unidos y, en la mayoría de los casos, de la caída de los precios del petróleo. De hecho, la mayoría de los países de la región continúan creciendo, aunque no mucho. México continuaría creciendo a un ritmo moderado (2,4% en 2016 y 2,6% en 2017), gracias a la vigorosa demanda interna privada y a los efectos de contagio generados por una robusta economía estadounidense.

AMÉRICA DEL SUR

Para Brasil se prevé una nueva contracción del producto de 3,8% en 2016 (sumada a la de 3,8% en 2015) ya que la recesión está haciendo mella en el empleo y, además, los ingresos reales y el contexto interno de incertidumbre limitan la capacidad del gobierno para formular y ejecutar políticas. Como muchos de los shocks profundos ocurridos en 2015-16 se habrán desvanecido y gracias al debilitamiento de la moneda, se proyecta que el crecimiento pasará a terreno positivo en 2017; sin embargo, en promedio, el producto probablemente se mantenga al mismo nivel que el año pasado. Estos pronósticos están rodeados de gran incertidumbre.

   Entre los países sudamericanos exportadores de petróleo, la desaceleración proyectada de la actividad de Colombia (con una moderación del crecimiento a 2,5% en 2016, tras el 3,1% de 2015) refleja el bajo nivel de los precios del petróleo, así como el endurecimiento de las políticas macroeconómicas y las condiciones financieras, señala el FMI en su informe.

   Según lo proyectado, Venezuela seguirá sufriendo una profunda recesión en 2016 (con una contracción proyectada del producto de 8%, tras la de 5,7% en 2015), en medio de la incertidumbre política en un momento en que los nuevos retrocesos del precio del petróleo han recrudecido los desequilibrios y las presiones macroeconómicas, incluida una tasa de inflación promedio que rozaría 500% en 2016.

   El FMI estima que las perspectivas de Ecuador son sumamente inciertas y dependen de la disponibilidad de financiamiento externo. De acuerdo con las proyecciones de base, el producto del país se contraería este año (en 4,5%) en medio de la caída de los precios del petróleo, la pérdida de competitividad causada por la apreciación del dólar, la consolidación fiscal y las difíciles condiciones de financiamiento.

   En otros países de América del Sur, los esfuerzos en marcha por corregir los desequilibrios macroeconómicos y las distorsiones microeconómicas en Argentina han mejorado las perspectivas de crecimiento a mediano plazo, pero el ajuste probablemente genere una recesión suave en 2016.

   La prolongada caída del precio de cobre y el empeoramiento de las condiciones financieras están empañando las perspectivas de Chile (con una caída del crecimiento al 1,5% en 2016, respecto del 2,1% de 2015).

   En Perú, el crecimiento repuntará en 2016 y 2017 (a 3,7% y 4,1%, respectivamente), según las previsiones, principalmente gracias a la vigorización de la actividad del sector de los recursos.

   Bolivia es el país de los de América del Sur que tendrá un mejor comportamiento, ya que su PIB crecerá este año un 3,8 y un 3,5 en 2017 (unido al crecimiento experimentado en 2015 del 4,8%).

   Paraguay, con crecimientos estimados del 2,9 para este año y del 3,2 para 2017, tendrá un buen comportamiento; siendo finalmente el de Uruguay, con crecimientos previstos del 1,4 este año y del 2,6 en 2017 más débil.

AMÉRICA CENTRAL Y EL CARIBE

   La zona que experimentará un mayor crecimiento económico este año será la que el FMI engloba como América Central y que incluye Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá, cuya economía crecerá un 4,3 por ciento este año (un 1,1 por ciento por encima de la media de crecimiento del PIB mundial, estimado para este año por el FMI en el 3,2 por ciento) y repetirá cifra en 2017 (0,8 por ciento por encima de la media de crecimiento del PIB mundial, estimado por el FMI en el 3,5 por ciento para 2017).

   Por su parte la economía caribeña (República Dominicana, Haití, Jamaica, Bahamas, Antigua y Barbuda, Barbados, Dominica, Granada, Saint Kitts y Nevis, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía y Trinidad y Tobago) también tendrá una evolución positiva superior a la media mundial prevista, ya que su economía crecerá un 3,5% este año y un 3.6% en 2017.

previsiones del fmi para 2016