4 de noviembre de 2015

Ecuador ofrece una "solución amistosa" a la petrolera estadounidense OXY

QUITO, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El ministro de Finanzas de Ecuador, Fausto Herrera, ha ofrecido una "solución amistosa" a OXY, después de que el Centro de Arreglo de Disputas Relativas a Inversiones (CIADI) ratificara el laudo que obliga al país andino a indemnizar a la petrolera estadounidense.

   "Nosotros habíamos venido trabajando en algunas propuestas de cómo trataríamos de financiar esto en función de un arbitraje negativo para el Ecuador", ha dicho Herrera en una rueda de prensa junto al procurador general, Diego García.

   A este respecto, ha recordado que "desde el principio de este arbitraje internacional OXY en varias oportunidades ha manifestado su intención de buscar un acuerdo amistoso, sin llegar a hacer una oferta concreta", de acuerdo con la prensa local.

   Herrera ha aclarado que, independientemente de la "solución amistosa" que se pacte, lo que es seguro es que el Gobierno de Rafael Correa acatará la resolución. "Como un país soberano, vamos a cumplir todo lo que las cortes internacionales nos digan", ha afirmado.

   No obstante, ha subrayado que "no necesariamente tiene que pagar el próximo año". "Una mejor posición para Ecuador tendrá relación siempre con el valor a pagar finalmente y con el tiempo para hacer ese pago", ha recalcado García, explicando que aún deben detallarse estas cuestiones.

UNA DÉCADA DE LITIGIO

   Los hechos se remontan a 2006 cuando Ecuador declaró la caducidad del contrato de participación firmado con OXY para explotar los hidrocarburos del llamado Bloque 15 y los campos unificados de Edén Yuturi y Limoncocha.

   Ecuador argumentó que OXY había cedido el 40 por ciento de su participación a la canadiense AEC, para lo cual --según el contrato-- necesitaba la autorización expresa del Gobierno ecuatoriano, bajo sanción de caducidad.

   Los terrenos explotados hasta entonces por OXY, que producían una media de 100.000 barriles de crudo diarios, pasaron a manos de Petroecuador, que posteriormente se los cedió a Petroamazonas.

   La compañía norteamericana impulsó un proceso arbitral ante el CIADI denunciando la expropiación de sus bienes en Ecuador y el incumplimiento por parte de éste del Tratado de Protección Bilateral de Inversiones con Estados Unidos.

   En 2012 el CIADI falló a favor de OXY y ordenó a Ecuador a indemnizar a la petrolera estadounidense con 1.700 millones de dólares, que ahora el Gobierno de Correa ha conseguido rebajar a 1.000.