3 de abril de 2007

Ecuador.- El presidente de Ecuador presenta el nuevo plan económico para los próximos cuatro años

QUITO, 3 Abr. (EP/AP) -

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, presentó ayer la "nueva visión económica" que desarrollará en sus cuatro años de gestión, en la que destacan una mayor intervención del Estado en la economía, el fomento y protección de la producción nacional, priorizar la inversión social sobre el pago de deuda externa y su compromiso de mantener el dólar como moneda local.

En su exposición de casi dos horas, en un hotel de la ciudad portuaria de Guayaquil ante unas 1.000 personas, Correa también destacó la importancia de conceder más recursos a bonos de pobreza, vivienda y créditos. Asimismo, el presidente desestimó las críticas que lo señalan como "populista".

Además, Correa estableció como metas macroeconómicas un crecimiento de la economía en un escenario pasivo de entre 3,3 por ciento y 3,5 por ciento y en un escenario activo (en el que el Estado libere más recursos) de 4 por ciento a 4,4 por ciento. En el primer escenario la inflación estaría entre el 2,6 por ciento y 2,9 por ciento y en el segundo, entre 3,3 por ciento y 3,5 por ciento.

En este sentido, Correa anunció una "nueva política económica, superando a una nefasta para los intereses del país".

Su objetivo es "lograr el desarrollo sostenible de Ecuador con justicia social y libertad, recolocando al Estado como planificador, regulador y promotor de la economía en armonía con el sector privado". Sin embargo, aclaró que en su Gobierno "nadie es estatista".

Correa, que asumió el cargo el pasado 15 de enero, reconoció que "soy un gran crítico de la dolarización" porque eliminó la posibilidad de tener una política monetaria propia pero se comprometió a que "los cuatro años de Gobierno se mantendrá la dolarización" que se instauró en el país desde el 2000.

Ese esquema ha provocado que la producción nacional esté "altamente estropeada" y para recuperarla, el presidente indicó que instrumentará políticas directas para incrementar el crédito productivo, reducir los costos financieros, abaratar los costos de producción, con reducción de servicios básicos y de insumos.