7 de julio de 2009

EEUU debe estar abierto a segundo plan de estímulo: Hoyer

Por Susan Cornwell y Jeremy Pelofsky

WASHINGTON (Reuters/EP) - Los líderes estadounidenses deben estar abiertos a la posibilidad de un segundo paquete de estímulo para impulsar más la actividad, que aún sufre una hemorragia de empleos, dijo el martes el líder de la mayoría en la Cámara de Representantes del Congreso, Steny Hoyer.

Hoyer dijo a los reporteros que era muy pronto para saber si el paquete de estímulo a dos años por 787.000 millones de dólares aprobado en febrero estaba teniendo el impacto deseado en la economía, que está en recesión desde diciembre del 2007.

"Ciertamente, es muy pronto ahora (...) para saber si no está funcionando", dijo Hoyer con respecto al paquete de estímulos inicial. "De hecho, creemos que está funcionando. Creemos que hay muchas personas que de otro modo hubieran sido despedidas, y eso no ha pasado".

La tasa de pérdidas de empleos se modera, pero "no está ni cerca de donde debería estar", agregó. Algunas áreas de la economía aún están en dificultades, dijo, y "la vivienda es el sector más adelantado".

"Creo que debemos estar abiertos a ver si necesitamos acciones adicionales", dijo. El mes pasado, los empleadores eliminaron unos 467.000 puestos de trabajo, lo que envió la tasa de desempleo al 9,5 por ciento, récord en casi 26 años.

Sin embargo, se prevé que el panorama laboral empeore en los próximos meses. El presidente Barack Obama y muchos economistas predicen que aumentará arriba del 10 por ciento.

Por lo tanto, las sugerencias de un segundo estímulo han estado incrementándose ante las críticas de los republicanos que han argumentado que el primer paquete estuvo mal enfocado y derrochó dinero en programas que no favorecerán a la economía ni crearán empleos.

Aparte, los precios de la deuda estadounidense caían el martes en parte por las preocupaciones sobre el nuevo endeudamiento federal y el apetito de los inversores por más bonos.

Se prevé que el déficit llegue a un asombroso nivel de 1,8 billones de dólares en el año fiscal 2009, que termina el 30 de septiembre.

Laura D'Andrea Tyson, una asesora económica de Obama, dijo el martes en Singapur que Estados Unidos debería estar planeando para una posible segunda ronda de estímulo fiscal.