17 de mayo de 2006

EEUU/Ecuador.- EEUU rompe las negociaciones de libre comercio con Ecuador tras la anulación del contrato con Occidental

WASHINGTON, 17 May. (EP/AP) -

El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado ayer martes el fin de las conversaciones con Ecuador para un acuerdo de libre comercio, después de que Quito anulara un contrato con la empresa Occidental Petroleum Corp.

"Estamos muy decepcionados con la decisión de Ecuador, que parece orientada a apoderarse de los activos de la empresa estadounidense", dijo Neena Moorjani, una portavoz de la oficina del representante comercial de Estados Unidos.

"En estos momentos no tenemos previstas nuevos diálogos sobre el acuerdo bilateral de libre comercio", dijo Moorjani en un comunicado.

El Gobierno ecuatoriano anunció el pasado lunes terminar unilateralmente el contrato con Occidental acusándola de reiteradas violaciones contractuales.

El ministro de Energía, Iván Rodríguez, dijo que declaraba "la caducidad del contrato para la exploración de hidrocarburos y explotación de petróleo crudo en el bloque 15 de la región amazónica y de los convenios de operación unificada de los campos Edén-Yuturi y Limoncocha suscritos el 21 de mayo de 1999".

Moorjani señaló que el Gobierno estadounidense buscaría explicaciones inmediatas para saber si Ecuador planea compensar a la empresa, tal y como está contemplado en "nuestro acuerdo de inversión bilateral".

Estados Unidos comenzó a negociar acuerdos de libre comercio con Ecuador, Perú y Colombia en mayo de 2004. Sólo ha logrado cerrarlos con Perú y Colombia, aunque queda pendiente la aprobación del Congreso.

El Procurador ecuatoriano José María Borja, desde agosto del 2004, había pedido la anulación del contrato con Occidental aduciendo que esa empresa transfirió a la canadiense Encana, en proceso de venta, a la china Andes Petroleum el 40 por ciento del interés económico del bloque 15 (200.000 hectáreas) de la Amazonia sin el consentimiento estatal, e incumplió reiteradamente con algunas obligaciones contractuales.

Occidental ha negado tales acusaciones manifestando que no existen motivos para declarar la caducidad del contrato y "confiscar sus bienes".