10 de julio de 2012

EEUU.- Las empresas de telefonía móvil informan de un aumento de las órdenes para pinchar teléfonos

WASHINGTON, 10 Jul. (Reuters/EP) -

Las empresas de telefonía móvil han informado este lunes del aumento de las peticiones por parte de las fuerzas de seguridad de Estados Unidos para pinchar los teléfonos de sus clientes, ya que en 2011 se produjo el máximo histórico de 1,3 millones de pinchazos.

Verizon Wireless, la primera compañía del país, ha señalado que registró un aumento del 15 por ciento de las peticiones en 2011 respecto al año anterior y T-Mobile, la cuarta empresa, recibió entre un 12 y un 16 por ciento de peticiones más para grabar conversaciones.

El congresista demócrata Edward Markey, miembro de la Comisión de Energía y Comercio, ha indicado que no se puede dejar a un lado la protección de la privacidad cuando se realizan este tipo de peticiones de información.

Markey ha indicado que envió cartas el mes pasado a las compañías telefónicas para saber el número de peticiones que reciben para realizar estos pinchazos, después de que el diario 'The New York Times' informase de que las escuchas se habían convertido en una práctica habitual de las fuerzas de seguridad.

Los pinchazos no requieren un informe anterior para que se lleven a cabo, por lo que la petición del congresista y las respuestas de las compañías publicadas por Markey son la primera investigación sobre el asunto. El acceso a las conversaciones sí requiere una orden judicial, aunque basta con que un agente de las fuerzas de seguridad certifique que existe una emergencia.

Verizon ha explicado que cuenta con un equipo de 70 empleados que controlar las grabaciones y un equipo legal que trabaja las 24 horas al día, siete días en semana. La empresa Sprint cuenta con 36 analistas que revisan las órdenes judiciales para pinchar los teléfonos y oros 175 que revisan las órdenes de los jueces que piden tener acceso a las conversaciones.

T-Mobile cuenta con un equipo que lleva a cabo las órdenes judiciales y de las fuerzas de seguridad que trabaja junto al departamento legal de la empresa.