22 de abril de 2015

EEUU pedirá la extradición del operador que hundió Wall Street "en 5 minutos"

EEUU pedirá la extradición del operador que hundió Wall Street "en 5 minutos"
REUTERS

WASHINGTON/LONDRES, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Estados Unidos han solicitado la extradición del agente financiero británico Navinder Singh Sarao, arrestado este martes en Londres acusado de provocar mediante un programa informático el hundimiento de los mercados bursátiles estadounidenses en un lapso de apenas "cinco minutos", conocido como el 'flash crash' de mayo de 2010.

Según los cargos desvelados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Sarao presuntamente utilizó un programa informático para automatizar la manipulación de los contratos de futuros E-Mini S&P 500 del Chicago Mercantile Exchange (CME).

La manipulación de estos contratos, basados sobre el índice selectivo Standard & Poor's 500, habrían reportado pingües beneficios a Sarao y habría sido la causa que desencadenó el desplome de la bolsa estadounidense el 6 de mayo de 2010, cuando el selectivo Dow Jones de Industriales se hundió "600 puntos en un lapso de cinco minutos" a consecuencia de una caída del precio de los E-Minis.

Sarao, detenido ayer en Londres a petición del Departamento de Justicia de Estados Unidos, fue acusado el pasado 11 de febrero de fraude electrónico y diez cargos por manipulación del precio de las 'commodities' y otro cargo por 'spoofing', una treta consistente en realizar ofertas para cancelarlas antes de su ejecución.

"Navinder Singh Sarao, de 36 años, natural de Hounslow (Reino Unido) fue arrestado este martes en Reino Unido y EEUU está solicitando su extradición", indicó el Departamento de Justicia.

Por su parte, la Comisión de Negociación de Futuros de Materias Primas (CFTC) acusa al operador británico y a la compañía fundada por este, Nav Sarao Futures Limited, de manipular ilegalmente la negociación de los contratos de futuros.

El director de ejecución de la CFTC, Aitan Goelman, subrayó que "proteger la integridad y estabilidad de los mercados de futuros de Estados Unidos es fundamental para garantizar un sistema financiero que funcione correctamente".