28 de agosto de 2009

EEUU podría cortar formalmente ayuda a Honduras

Por Arshad Mohammed

WASHINGTON (Reuters/EP) - Miembros del Departamento de Estado estadounidense recomendaron que la remoción del presidente hondureño Manuel Zelaya sea declarada un "golpe de Estado militar", dijo un funcionario el jueves, lo que podría costarle al país decenas de millones de dólares en ayuda.

El funcionario, que solicitó no ser identificado, aseguró que el equipo del Departamento de Estado hizo la recomendación a la secretaria de Estado, Hillary Clinton, quien aún no tomó una decisión sobre el asunto, pero podría hacerlo en el corto plazo.

Washington ya suspendió cerca de 18 millones en ayuda a Honduras luego del golpe de Estado del 28 de junio, y ésta podría ser suspendida formalmente si se toma la decisión, ya que existe una barrera legal a prestar ayuda "al Gobierno de cualquier país cuyo jefe de Gobierno electo sea depuesto por un golpe de Estado militar o un decreto".

El funcionario señaló que también se debería poner fin a 215 millones de dólares en subvenciones de la Corporación del Desafío del Milenio (MCC, según sus siglas en inglés) para Honduras si Clinton determina que hubo un golpe de Estado militar.

De esa cifra, más de 80 millones de dólares ya fueron entregados, según la MCC. Un segundo funcionario consultado dijo que esto implicaba un remanente de unos 139 millones de dólares que no se entregaría a Honduras si se toma la decisión.

Pero miembros de la MCC no pudieron confirmar inmediatamente qué monto de los fondos para Honduras estaban en riesgo.

Los diplomáticos aseguran que Estados Unidos ha tratado de retrasar la determinación formal para dar a la diplomacia la posibilidad de lograr un acuerdo negociado que permita la vuelta de Zelaya al poder.

Estos esfuerzos, sin embargo, parecen haber fracasado hasta el momento por lo que Estados Unidos está tomando medidas -incluyendo su decisión del martes de dejar de emitir visas en la embajada en Tegucigalpa- para elevar la presión sobre el Gobierno de facto.

"La recomendación del departamento para ella es que la firme", dijo el primer funcionario, refiriéndose a la denominación de "golpe militar".

El funcionario dijo que esto era en respuesta al rechazo del Gobierno de facto a las propuestas presentadas por el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, cuyos esfuerzos de mediación se estancaron ante el rechazo de las autoridades interinas de permitir el retorno al poder de Zelaya.

El acuerdo de San José propuesto el mes pasado por el Premio Nobel de la Paz habría permitido el retorno de Zelaya a su cargo hasta que se celebren elecciones hacia fines de noviembre.

El Departamento de Estado dijo el martes que sólo otorgaría servicios de visas a posibles inmigrantes y en casos de emergencia en la embajada en Tegucigalpa.

Un funcionario estadounidense que habló bajo condición de anonimato dijo a periodistas que la decisión de las visas era "una señal de cuán seriamente estamos observando a la situación" y dijo que Washington estaba considerando otras medidas, pese a que era prematuro revelarlas.