29 de enero de 2014

Egipto procesará a cuatro periodistas de Al Jazeera por ayudar a "terroristas"

Por Shadia Nasralla

EL CAIRO, 29 ene, 29 Ene. (Reuters/EP) -

- Egipto procesará a dos británicos, un australiano y una holandesa por ayudar a 16 egipcios que pertenecen a una "organización terrorista", dijo el miércoles el fiscal, quien describió a los cuatro como corresponsales de la cadena Al Jazeera.

Tres periodistas de la cadena con sede en Qatar -el australiano Peter Greste, el canadiense-egipcio Mohamed Fahmy, y Baher Mohamed- fueron detenidos en El Cairo el 29 de diciembre y permanecen bajo custodia desde ese momento

Las identidades de los dos británicos y la holandesa mencionadas por el fiscal no estaban claras de manera inmediata. La embajada holandesa no quiso hacer comentarios, mientras que la embajada británica dijo conocer la noticia y estaba tratando de obtener más información.

En un comunicado, el fiscal dijo que los cuatro publicaron "mentiras" que dañaban el interés nacional y que dieron dinero, material e información a los 16 egipcios. Los extranjeros también están acusados de usar material de retransmisión sin licencia.

Los 16 egipcios van a ser juzgados bajo cargos de pertenecer a una "organización terrorista", una aparente referencia a los Hermanos Musulmanes, que han protestado contra el Gobierno desde que las fuerzas Armadas derrocaron al presidente islamista, Mohamed Mursi, en julio del 2013.

El Gobierno ha declarado a los Hermanos una "organización terrorista", mientras que ellos defienden ser un grupo pacífico.

Dos periodistas de la cadena qatarí, Abdullah Al Shami y Mohamed Bader, llevan cinco meses detenidos, según su web.

Respondiendo al comunicado del fiscal, Al Jazeera dijo que sus cinco periodistas detenidos no han sido informados oficialmente de la evolución de sus casos.

"El mundo sabe que estas acusaciones contra nuestros periodistas son absurdas, carecen de fundamento y son falsas", dijo la cadena en un comunicado por correo electrónico.

"Esto es un reto a la libertad de expresión, al derecho de los periodistas de informar de todos los aspectos de los acontecimientos, y al derecho de la gente a conocer lo que está pasando", agregó.

El Ministerio de Relaciones Exteriores egipcio dijo en un comunicado que de los cuatro extranjeros, solo Greste está bajo custodia, y que los demás están "fugados de la ley", aunque no los nombró.

Las cadenas de televisión locales, privadas y estatales, han incrementado el sentimiento contra los Hermanos, sugiriendo que cualquiera asociado con el grupo es un traidor y una amenaza para la seguridad nacional.

Qatar fue un importante apoyo financiero del Gobierno egipcio durante el mandato de Mursi, y el emirato del Golfo Pérsico ha criticado con vehemencia su derrocamiento y la represión posterior contra los Hermanos.

Organizaciones de defensa de los derechos humanos han condenado también el arresto de periodistas en Egipto.

La redacción de Al Jazeera en El Cairo lleva cerrada desde el 3 de julio, cuando las fuerzas de seguridad la asaltaron horas después de destituir a Mursi tras las protestas masivas contra su gobierno.