7 de julio de 2009

EIA eleva previsión demanda petrolera mundial 2009

Por Ayesha Rascoe

WASHINGTON (Reuters/EP) - El Gobierno de Estados Unidos elevó nuevamente su previsión sobre la demanda petrolera mundial de este año, debido a que la economía global ha ido mejorando gradualmente.

En su informe mensual sobre el panorama energético, la EIA (por su sigla en inglés) revisó al alza en 170.000 bpd su proyección sobre la demanda mundial de petróleo en el 2009 a 83,85 millones de barriles por día (bpd), frente a los 83,68 millones de bpd que había proyectado en junio.

Sin embargo, la demanda petrolera global de este año aún está muy por debajo de los niveles del 2008, de 85,41 millones de bpd.

La agencia dijo que la demanda rebotará a 84,79 millones de bpd en el 2010, lo que representa una revisión alcista de 380.000 bpd frente a los 84,41 millones de bpd estimados el mes pasado para el próximo año.

A causa de la recesión económica mundial, la EIA recortó durante meses su proyección sobre la demanda mundial de crudo en el 2009, hasta que en junio la elevó en 10.000 bpd.

El giro se debe a algunas noticias económicas positivas en los principales países consumidores de petróleo, incluyendo Estados Unidos y China.

"En particular ha habido una actividad económica más vigorosa en Asia de lo que se anticipó previamente, y la actual estimación refleja un anticipado mayor consumo de petróleo en esa región", explicó la EIA.

Las expectativas de que una potencial recuperación económica impulse la debilitada demanda de combustibles ayudaron a que los precios escalaran el mes pasado a más de 70 dólares el barril, desde el mínimo de cinco años de casi 33 dólares registrado en diciembre.

Si bien el reciente avance generó temores a que el alza del costo de la energía afecte la potencial recuperación económica, el petróleo ha retrocedido a cerca de 63 dólares tras una ola de débiles datos económicos, incluyendo los sombríos datos de desempleo divulgados la semana pasada en Estados Unidos.

De hecho, la agencia revisó a la baja en 10.000 bpd su previsión sobre la demanda petrolera en Estados Unidos durante el 2009, a 18,85 millones de bpd, frente a los 18,86 millones de bpd que había anticipado el mes pasado.