14 de agosto de 2009

Embajador de EEUU en OMC dejará el cargo, revés para Ronda Doha

Por Doug Palmer

WASHINGTON (Reuters/EP) - El embajador estadounidense ante la Organización Mundial del Comercio, Peter Allgeier, dejará su cargo el próximo mes para trabajar en el sector privado, en una decisión que marcará una nueva pausa en las negociaciones de la Ronda de Doha.

La partida de Allgeier es un golpe "serio, pero no fatal" para las negociaciones de la Ronda de Doha, ahora en su octavo año, dijo Frank Vargo, vicepresidente para Asuntos Internacionales de la Asociación Nacional de Manufactureros, un grupo empresarial estadounidense.

"Su partida desde Ginebra, donde se desarrollan muchas de las negociaciones, es un revés. No se puede dejar que alguien con sus capacidades y conocimiento (...) se vaya sin dejar de sentirlo", dijo Vargo, ex funcionario del Departamento de Comercio de Estados Unidos y amigo de muchos años de Allgeier.

Una portavoz de la oficina del Representante de Comercio confirmó la partida inminente de Allgeier.

Allgeier ha sido embajador en la OMC desde el 2005. Empezará a trabajar el 8 de septiembre como presidente de la firma de comercio e inversión C&M International.

Un nombre mencionado para suceder a Allgeier por parte de los asesores de la industria es Michael Punke, que trabajó para el ex presidente Bill Clinton como director de asuntos económicos internacionales de la Casa Blanca, según dice una biografía en su sitio de internet www.michaelpunke.com.

Punke se desempeñó en la oficina del Representante de Comercio desde 1995 a 1996 como asesor político jefe, según se lee en su biografía. Escribió una novela y dos libros de no ficción acerca del Oeste.

No estuvo disponible inmediatamente para hacer declaraciones y funcionarios del Gobierno no tuvieron palabras sobre cuál sería la elección del presidente Barack Obama.

Quien tome el puesto de Allgeier se tropezará con conversaciones todavía en conflicto sobre de cuánto será el recorte que haga Estados Unidos en los subsidios agrícolas a cambio de que grandes países en desarrollo como India y Brasil recorten los aranceles agrícolas.

Obama y otros líderes mundiales fijaron recientemente finales del 2010 como una nueva fecha límite para terminar la Ronda de Doha, que apunta a liberalizar el comercio mundial.

Sin embargo, hay un escepticismo amplio entre los países en torno a las reales posibilidades de cumplir con esa meta.

Allgeier se unió a la oficina del Representante de Comercio estadounidense en 1980 y se desempeñó en varios puestos menores antes de que el ex presidente George W. Bush lo nombrase como segundo representante de Comercio en el 2001.