14 de agosto de 2009

ENTREVISTA-Conservación del agua es clave para combatir escasez

Por Gerard Wynn

LONDRES (Reuters/EP) - El mundo sólo puede alimentar a 2.300 millones de personas más hasta el 2050 a través de la conservación de agua y el incremento del rendimiento de algunos cultivos, dijo el viernes el jefe del Instituto Internacional de Gestión del Agua, con sede en Sri Lanka.

El desafío de alimentar a poblaciones cada vez mayores con dietas de tipo occidental y la creciente demanda de biocombustibles se suma a la amenaza del cambio climático para los suministros acuíferos y la creciente competencia entre las ciudades, sostuvo Colin Chartres.

Las respuestas residen en mayores rendimientos de los cultivos y un uso del agua más cuidadoso en los países vulnerables, especialmente en los gigantes asiáticos como China e India.

"Si uno se fija en las actuales tendencias, necesitamos mucha más agua y no la tenemos", dijo Chartres a Reuters en Londres, antes del lanzamiento del informe "Revitalizar la irrigación en Asia" en la conferencia de la Semana Mundial del Agua que tendrá lugar la próxima semana en Estocolmo.

"En el 2050 harán falta dos veces la cantidad de comida y aproximadamente dos veces la de agua de ahora. Muchos países usan un 70-90 por ciento de su agua en agricultura. Yo creo que eso pasará a un 60-70 por ciento por la competencia de otros usos, como la urbanización", aseveró.

Las lluvias monzónicas en India fueron un 56 por ciento por debajo de lo normal en la última semana, según datos del Gobierno publicados el jueves, lo que arroja un panorama cada vez más sombrío para el sector agrícola y alimenta los rumores de una sequía masiva.

Desde el inicio de la temporada del monzón, el 1 de junio, las lluvias están siendo un 29 por ciento por debajo de lo normal, el peor nivel en al menos cinco años.

Entre las soluciones a largo plazo para responder a la demanda de agua y comida figuran una mejor conservación del recurso, por ejemplo reparando los canales de irrigación viejos y con filtraciones, en lugar de construir caros proyectos de infraestructura, dijo Chartres.

"India está pensando en importantes programas de trasvases entre ríos. Creemos que hay muchas cosas que se pueden hacer para aumentar la productividad antes de recurrir a estos programas carísimos", añadió.

"Hay que fijarse de nuevo en la irrigación, revitalizarla. A menudo estos proyectos están mantenidos muy pobremente, tienen entre 50 y 80 años", explicó.

Para tener más control de los suministros acuíferos, millones de agricultores indios han instalado bombas privadas que amenazan con agotar los suministros de aguas subterráneas.

"(Debemos) recargar los recursos acuíferos subterráneos", manifestó Chartres.

Las dietas tipo occidentales con demasiados lácteos están inflando la demanda de agua. Chartres citó una estimación indicando que una dieta vegetariana necesita unos 2.000 litros de agua al día, frente a los 5.000 litros que requiere una que incluya carne.

"El cambio climático es un poco como un espectro, no sabemos aún el alcance de su gravedad", expresó.