21 de junio de 2006

España.- Agbar permanecerá en Colombia y México "mientras no haya grandes cambios" pero sin expectativas de crecimiento

BARCELONA, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

El grupo Agbar (Aguas de Barcelona) continuará en Colombia y México "mientras no haya grandes cambios", pero "sin expectativas de crecimiento". Así lo confirmó el director general de la compañía española, Angel Simón, quien comentó que "es difícil subsistir" con la permanente "guerra civil" que vive Colombia y lamentó los ataques que la prensa mexicana realiza contra Agbar, a su juicio por ser un grupo extranjero.

"Podíamos haber vendido y teníamos acuerdos", explicó Simón, que justificó la decisión final de continuar presentes en estos países Latinoamericanos tras las peticiones de las autoridades locales.

Por otra parte, Simón aseguró que no se prevén "variaciones sustanciales" en su accionariado en los próximos meses tras la adquisición de Bristol Water, la empresa de aguas de esta capital británica, de la que alcanzó ayer el control sobre el 100% de las acciones.

"Agbar siempre ha sido estable accionarialmente", afirmó Simón, quien a la vez recordó que la compañía francesa Suez "lleva 20 años en Agbar y no ha vendido su participación". Entre 'La Caixa' y Suez controlan el 48,7% de Agbar, por lo que forman el grupo accionarial de control de la empresa.

Según el director general, ni 'La Caixa' ni Suez cambiarán su participación tras la compra de Bristol Water, aunque reconoció que Agbar podría dar entrada a Suez en el capital de Bristol Water, lo que no impediría que Agbar mantenga el control de la compañía. Esta decisión, de todas formas, será tomada en el plazo de un año, entre 206 y 2007, explicó Simón.

Por lo que respecta al crecimiento y a las futuras inversiones de Agbar, Angel Simón manifestó que ésta continuará en el sector del agua fundamentalmente, y abogó por nuevas inversiones en Gran Bretaña y por la entrada de la compañía en China, en solitario o de la mano de la francesa Suez.

En la Europa continental, Agbar descarta inversiones por el momento; en el caso de países como Portugal, Alemania, Francia o Italia, por el proteccionismo nacional, y en el caso de los países de la Europa del Este, porque "todavía falta estabilidad" y "transparencia".