12 de febrero de 2008

España/Argentina.- Metro de Madrid negocia la venta de 18 trenes al suburbano de Buenos Aires por 5 millones de euros

El primer tren ya ha sido adaptado para que se puedan iniciar las pruebas en el suburbano argentino

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

Metro de Madrid está negociando con el suburbano de Buenos Aires un contrato de venta de 18 de sus trenes de la serie 5000 primera por un valor aproximado de 5 millones de euros, con el fin de que puedan ser usados en la ampliación de la Línea B de la capital argentina, informaron a Europa Press fuentes de la empresa.

Metro pretende así vender los convoyes que tiene en cocheras de esta serie, que ya han sido superados en cuanto a tecnología por las nuevas series 9.000 y 3.000 que se están utilizando actualmente en Madrid. Esta negociación es la más avanzada de las que mantiene Metro de Madrid con diferentes ciudades para dar salida a los trenes que le restan de este tipo. Después de esta operación todavía le quedarán unas 65 unidades equivalentes a unos 20 trenes.

Los 5 millones de euros de la operación serán reinvertidos en el mantenimiento de trenes. La transacción cuenta con la participación de CAF, empresa suministradora de trenes y sistemas ferroviarios, y Metrovías, concesionaria del transporte suburbano en la capital argentina.

La operación consiste en la entrega de 18 trenes que constan de un total de 36 coches. Se contempla el envío de una primera unidad para la realización de pruebas de circulación y adaptación del material rodante a la red, que ya está lista en los talleres de Canillejas para ser enviado a Buenos Aires, después de haber sido reformado y pintado con los colores corporativos de la Compañía argentina.

Las pruebas en el tramo que comprende tres estaciones de la Red del Subte de Buenos Aires, contarán con la presencia de personal técnico de Metro de Madrid, que se ha encargado de adaptar el equipamiento a las características de las vías y de circulación del Subte de Buenos Aires. Una vez superadas estas pruebas, Metrovías decidirá la adquisición de los trenes restantes.

DISTINTO ANCHO DE VÍA

Antes de partir hacia Buenos Aires, todos los trenes serán adaptados y remodelados por Metro de Madrid, en colaboración con CAF y Metrovías, con el fin de adecuar sus características a las de la red bonaerense. Así, Metro se encargará de la revisión de componentes y de la renovación del aspecto exterior de los trenes con la imagen del Subte argentino.

Mientras que CAF y Metrovías cubrirán el importe íntegro del transporte desde las instalaciones de Metro hasta las de Buenos Aires, así como la rectificación del ancho de vía y la reforma para sustituir el sistema de catenaria por el de tercer carril.

Todos los coches 5000 están dotados de equipos de ATP y ATO, así como de equipos de radiotelefonía y megafonía e incorporan un sistema de ventilación forzada, con los ventiladores situados bajo los asientos.

Desde su entrada en funcionamiento, los trenes han sido objeto de continuas labores de mantenimiento para garantizar su seguridad, fiabilidad y confort con el fin de optimizar el servicio ofrecido a los viajeros de Metro de Madrid, por lo que los trabajos que se están realizando no son diferentes a los que se realizan habitualmente con los trenes que circulan por la red de Metro.

Con este acuerdo, Metro dará salida a un material rodante que, aunque presenta unas condiciones adecuadas para el funcionamiento, está siendo sustituido de manera gradual por otro de tecnología más avanzada. Los beneficios económicos resultantes de la operación se reinvertirán, por lo tanto, en mantenimiento y adquisición de vehículos más modernos, que ya circulan por la red de Metro.

La posibilidad de la venta surgió a partir de una asistencia técnica en mantenimiento de Metro de Madrid al Metro de Buenos Aires en el mes de marzo.

En esta visita, Metrovías manifestó su interés en adquirir parte del parque móvil excedentario de Metro para cubrir sus necesidades de incremento de demanda. De confirmarse el contrato de venta, sería la primera vez que Metro de Madrid participa en un acuerdo de venta de material ferroviario de segunda mano. Este tipo de ventas de material usado es relativamente frecuente en el mercado ferroviario, especialmente hacia países del continente americano.