11 de octubre de 2006

España.- Botín dice que el Santander no está interesado en compras "ni en España ni en el extranjero"

Descarta desprenderse del Banesto y apoya el relevo del presidente de Sovereign a final de año

BARCELONA, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, afirmó hoy que el banco no tiene previsto "realizar compras ni en España ni en el extranjero", porque "estamos satisfechos con el tamaño de la entidad y no nos hace falta para lograr los objetivos".

"Estamos en una situación absolutamente diferente que hace dos años con la compra del británico Abbey (...) Hoy no estamos en esa onda. Estamos en crecimientos del 25%, con alzas en todas las patas del negocio", aseguró. "Puede presentarse alguna compra, pero no es la preocupación de la casa", zanjó la cuestión.

Botín calificó de "rumor sin fundamento" la posibilidad de una gran fusión en España entre BBVA y Santander, tal y como ya desmintió la entidad que preside el pasado viernes. "BBVA es un gran banco competidor y para España es buenísimo que haya competencia", razonó.

El presidente del Santander hizo estas declaraciones tras firmar un acuerdo con la Universidad de Barcelona (UB) por el que la entidad aportará 6 millones de euros para diversos proyectos de investigación.

BANESTO: TODO SIGUE IGUAL.

Por otra parte, Botín desmintió que el Santander vaya a desprenderse de su participación en Banesto y dijo que la intención es mantenerlo como banco y marca "autónoma", sin colocar más acciones de la entidad en Bolsa.

"La política sigue siendo exactamente la misma que en abril de 1994 cuando adquirimos Banesto en subasta: queremos un banco autónomo y no pensamos retirar el 12% ó 13% que está en Bolsa. Tampoco colocaremos más acciones en el mercado".

Botín calificó de "joya" a la entidad que preside su hija, Ana Patricia Botín. "Pocos bancos tienen una marca extra como Banesto. Ya me gustaría tener un Banesto en cada país".

Sobre el Abbey, controlado por el Santander, Botín explicó que en su segundo año tras la compra la entidad británica ya generará un beneficio de 1.000 millones de euros. Y consideró que "hay mucho que hacer en este mercado".

PAZ Y CONTINUIDAD EN EL SOVEREIGN.

Acerca del estadounidense Sovereign Bancorp, Botín aseguró que apoya el cese a fin de año del actual presidente, Jay Sidhu, así como el nombramiento como consejero delegado de Joseph Campanelli, hasta ahora vicepresidente.

Explicó que un equipo dentro del comité de dirección se encargará de buscar un relevo a Sidhu, que lleva 16 años en el cargo y está considerado uno de los grandes valedores que propició la entrada del Santander en la entidad estadounidense.

Botín remarcó que estos acuerdos se han tomado "por unanimidad" la pasada madrugada (hora española) y que son muy buenos para "todos" los accionistas.

Además dijo que el Santander está "muy cómodo" con su actual participación del 24,9% en Sovereign y no quiso revelar si en junio de 2008 ejecutará su opción de compra sobre el restante 75,1% . "No hemos llegado al puente y será cuando lleguemos cuando decidamos", indicó. "El Sovereign es un gran banco y una gran franquicia", añadió.

FUSIÓN SAN PAOLO-INTESA

Sobre la fusión del Banco San Paolo con Banca Intesa, donde el Santander controla el 8,4% del primero, Botín dijo que la ecuación de cambio "no es la adecuada" y que buscará mejorarla.

"El San Paolo es el mejor banco de Italia. La ecuación de canje no es la adecuada porque el San Paolo vale más", dijo. "Trataremos que el canje sea mejor", añadió.

Por último, restó importancia al hecho de que el 29,5% del capital del Santander --representativos de fondos estadounidenses-- votara en la última junta de la entidad en contra de la prórroga del mandato de los consejeros del banco de 3 a 5 años.

"O no nos entendieron o no nos explicamos bien sobre la conveniencia de que haya continuidad en los mandatos", se justificó Botín, para posteriormente reconocer que los accionistas "son libres".