17 de septiembre de 2007

España/Brasil.- Iberdrola aspira al alcanzar los 2.100 MW de potencia en Brasil en 2010

MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

Iberdrola tiene previsto alcanzar una potencia instalada de 2.100 megavatios (MW) en Brasil tras la puesta en marcha de las cinco centrales hidroeléctricas que construye en la actualidad, con las que añadirá 600 MW a su actual cartera en el país, formada por 1.500 MW, aseguró hoy el presidente de la compañía, Ignacio Sánchez Galán.

La construcción de estas cinco plantas forma parte del plan de inversiones hasta 2010 del grupo, que se ha convertido ya en el principal suministrador de electricidad del Noreste del país.

Durante su intervención en el seminario 'Perspectivas de la economía brasileña', Galán elogió el modelo económico impulsado por el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, en el que "todos ganan".

El presidente de la eléctrica española destacó la "estabilidad jurídica" ofrecida por el Gobierno brasileño a las inversiones extranjeras y recordó que las medidas impulsadas por el país han logrado superar los "momentos complicados" para la economía a finales de los noventa. Iberdrola lleva cerca de diez años en el país.

"Con Lula, Brasil comprendió que la energía es un bien escaso y que es prioritario favorecer a través de políticas públicas el suministro a todos los ciudadanos", aseguró Sánchez Galán, quien sostuvo que su compañía ha sido capaz de "entender" la nueva situación e "inyectar nuevos recursos".

La retribución percibida por la compañía en Brasil por su actividad eléctrica, dijo, es "adecuada". Iberdrola, señaló, factura 2.500 millones de euros al año en el país a través de sus cuatro filiales, emplea a 5.000 personas y suministra luz a cerca de ocho millones de hogares y sociedades industriales.

Sánchez Galán mostró su apoyo al Plan de Aceleración del Crecimiento (PAC) 2007-2010 puesto en marcha por el Gobierno de Lula, que incluye inversiones significativas en el sector energético.

INVERSIONES EN INFRAESTRUCTURA ELÉCTICA.

El PAC contempla unas inversiones totales en infraestructuras energéticas hasta 2010 de 141.000 millones de dólares (101.000 millones de euros), con las que aspira a elevar un 77% la generación hidroeléctrica, hasta 75.582 MW, y un 20% la térmica, hasta 20.407 MW.

Hasta final de año, el Gobierno tiene previsto celebrar dos subastas de electricidad, una en octubre y otra en diciembre. La primera se refiere a la concesión de la central de Santo Antonio, en el río Madeira, mientras que la segunda permitirá la contratación de energía de cualquier fuente.

El país cuenta con 59 millones de consumidores de electricidad y genera el 58% de la energía consumida en todo Suramérica. Sus puntas de generación alcanzan niveles similares a los de países como Reino Unido o Italia.