21 de enero de 2008

España.-Ence no prioriza el traslado de la planta de Pontevedra hasta 2011 y antepone las fábricas de Navia y Uruguay

El comité de empresa insiste en que la pastera agotará hasta 2018 su concesión en la ría y asegura que "no bajarán la guardia"

OVIEDO/SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

La dirección de Ence aseguró hoy que "no está sobre la mesa un traslado de la factoría de Pontevedra", ya que la prioridad de la firma es "dar cumplimiento al Plan Estratégico 2007-2011", en el que se priorizan "otros proyectos muy ambiciosos", como la creación de una planta en Uruguay y la ampliación de la de Navia (Asturias).

Según informaron fuentes de la compañía a Europa Press, el cambio de ubicación de la fábrica de Pontevedra "ahora no toca", porque el plan de expansión "no lo prevé". En ese sentido, destacó que el resto de proyectos "requieren todo el esfuerzo económico" de Ence.

Del mismo modo, confirmaron que "existen contactos fluidos con la Xunta" sobre esos y otros asuntos, aunque puntualizaron que "entran dentro de la normalidad y no tienen nada de excepcional" acerca del futuro traslado, que se recoge en el pacto de Gobierno suscrito entre PSdeG y BNG en 2005.

Además, las mismas fuentes apuntaron que "no existen en estos momentos razones que justifiquen el traslado", ya que Ence es una "empresa limpia" que cumple con todas las exigencias en materia medioambiental.

NUEVO PLAN EN 2011.

"La concesión --del Estado a Ence para ubicarse en los terrenos donde está ahora instalada la factoría-- tiene una vigencia hasta 2018", recordó un portavoz autorizado de la compañía. Por ello, subrayó que "la firma continúa operando con normalidad en las instalaciones", y reveló que su futuro plan estratégico, que entrará en vigor en 2011, reflejará una salida para la planta pontevedresa, cuando se aproxime la fecha de vencimiento de la concesión.

Hasta que llegue ese momento, fuentes de la compañía que preside Juan Luis Arregui reafirmaron el "compromiso con Galicia" por el impacto socio-económico que Ence tiene en la provincia de Pontevedra, ya que la planta da empleo directo a 300 personas. Asimismo, recordó que el 80 por ciento del movimiento del puerto de Marín es achacable a la factoría de Lourizán.

Por otra parte, el presidente del comité de empresa, Nicolás Fernández, aseguró que el consejero delegado de Ence, Pedro Oyarzábal, garantizó a los trabajadores de la pastera de Pontevedra que "de momento no se ha dado ningún paso para la reubicación de la fábrica en otro sitio, por lo que los planes de la empresa continúan siendo permanecer en la Ría de Pontevedra hasta 2018".

TRASLADO A AS PONTES.

En ese sentido, Fernández indicó que, tras reunirse la pasada semana en Madrid con representantes del Comité Intercentros, Oyarzábal afirmó que no sólo no se han iniciado los contactos con la Xunta, sino que no se han planteado el traslado de la fábrica al ayuntamiento de As Pontes (La Coruña).

Pese a todo, el presidente del Comité de Empresa insistió en que los trabajadores "no bajarán la guardia y seguirán alerta ante cualquier movimiento que amenace la continuidad de sus puestos de trabajo".

PLAN ESTRATÉGICO.

Ence tiene previsto iniciar a principios de este año la construcción de su planta de celulosa en el suroeste de Uruguay, que estará operativa en junio de 2010. El inicio de la obra, a orillas del Río de la Plata, en la localidad de Punta Pereira, a 220 kilómetros al oeste de Montevideo, es inminente.

El proceso de construcción ocupará a 11.000 obreros y la inversión total será unos 1.200 millones de euros. La fábrica, que producirá un millón de toneladas de pasta de celulosa al año, generará 140 megavatios (MW) de energía renovable.

Además del proyecto de Uruguay, su apuesta en España es la fábrica de Ence en Navia (Asturias), la principal inversión de la firma en la Península Ibérica. Ence prevé invertir 1.200 millones de euros entre 2007 y 2011, año en el que situará su facturación por encima de los 1.000 millones de euros y triplicará su beneficio neto, hasta los 150 millones de euros.

Juan Luis Arregui, presidente de Ence, tiene un paquete de acciones que representan el 21,2 por ciento de la compañía. Alberto Cortina y Alberto Alcocer, también conocidos como los 'Albertos', a través de Alcor Holding, controlan el 21 por ciento de la empresa. También tiene una participación significativa el presidente de Unión Fenosa, Pedro López Jiménez, que posee un 5 por ciento de la compañía.