15 de noviembre de 2006

España/Iberoamérica.- Brufau pide combatir la "demagogia" en América Latina para favorecer las inversiones

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Repsol YPF, Antonio Brufau, afirmó hoy en el octavo Foro Latibex que es necesario combatir contra la "demagogia" en América Latina para permitir que el sector de los hidrocarburos siga invirtiendo de forma activa en la región.

Brufau señaló que los problemas sobre la titularidad de las explotaciones y la renegociación de los contratos va "en contra" de la seguridad jurídica de las empresas, y llamó a "luchar contra la demagogia política y social" en la zona para permitir que se mantengan y amplíen las inversiones.

El presidente de la petrolera destacó la condición hispano argentina de su compañía y dijo que Repsol YPF invertirá en América Latina "pase lo que pase", aunque resaltó los riesgos para la región de perder inversiones respecto a otras zonas emergentes.

"A pesar de la receptividad que siempre ha existido en América Latina sobre las inversiones españolas, creo que la zona no está ganando la batalla de la captación de capital, ya que muchos de los fondos se están dirigiendo a otras economías emergentes, como Asia", afirmó.

Respecto a la situación de los hidrocarburos en la zona, Brufau dijo que es un tema que "está aflorando sentimientos nacionalistas" y debates sobre quien se queda con los márgenes de las ventas o la necesidad de renegociar los contratos. El presidente de Repsol YPF se mostró favorable a negociar con los agentes involucrados en cada caso, siempre que el objetivo sea buscar una salida "satisfactoria" para todas las partes.

Brufau reclamó un mayor fortalecimiento de la seguridad jurídica en América Latina, con una mejora de la transparencia tanto a nivel económico como en el escenario público, para favorecer el crecimiento de las empresas y la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos de la región.

El presidente de la petrolera destacó el proceso de fortalecimiento de la democracia en Latinoamérica en los últimos años y afirmó que "nadie puede dudar" de que los estándares democráticos están "totalmente" adoptados en la región.