21 de noviembre de 2007

España/Iberoamérica.- Moratinos destaca la "excelente salud" de las empresas españolas y su compromiso con Iberoamérica

Asegura que el Gobierno apuesta por la diversificación geográfica de las inversiones españolas en el exterior

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, aseguró hoy que las empresas españolas gozan de una "excelente salud" en el exterior, gracias en su opinión a la diplomacia impulsada por el Gobierno, y destacó los compromisos de estas entidades con Iberoamérica, con estrategias a "medio y largo plazo".

En respuesta a una interpelación presentada por el diputado 'popular' Francisco Utrera en relación con el apoyo prestado por el Ejecutivo a las empresas españolas en el exterior, Moratinos destacó que la diplomacia ha logrado convertirse en un "servicio público de calidad" y rechazó que sus "muestras de compromiso" sean "descalificadas de manera tan demagógica" por el PP.

En este sentido, destacó la presencia del ministro de Industria Turismo y Comercio, Joan Clos, estos días en Angola y Senegal, una región en la que operan más de 200 empresarios españoles, priorizando un "continente cercano, vecino".

"El compromiso del Gobierno ha sido ayudar a todas las empresas españolas en el exterior", recalcó Moratinos, que insistió en políticas de apoyo a la diversificación geográfica de mercados de exportación e inversión, dirigida a aquellos países que ofrecen un mayor potencial de crecimiento para la internacionalización de las empresas españolas.

Moratinos recordó que los países escogidos en esta primera fase de los Planes Integrales de Desarrollo de Mercado han sido Estados Unidos, México, Brasil, Marruecos, Argelia, Rusia, India, China, Japón, Turquía y Corea del Sur, con un presupuesto comprometido para estos once planes entre 2005 y 2007 de 1.550 millones de euros, que beneficiaron a 26.000 empresas.

En este sentido, Moratinos precisó que las exportaciones al conjunto de estos países han crecido a un ritmo "mucho mayor" que al resto de las exportaciones totales. Asimismo ,el peso del comercio extracomunitario aumentó del 26% del 2004 hasta el 31% en 2006 gracias a este conjunto de iniciativas, mientras que las inversiones españolas crecieron sólo en estos países un 49%.

ESPAÑA ES EL "PRIMER O SEGUNDO" INVERSOR EN IBEROAMÉRICA.

Respecto a Iberoamérica, Moratinos destacó el el progresivo incremento de los flujos totales de inversión de las empresas españolas, hasta alcanzar una media del 20% en los últimos ejercicios, hasta convertir a España "en el primero o segundo inversor mundial en la mayoría de los países de la región".

"La inversión neta acumulada entre 1993 y 2005 alcanza los 10.000 millones de euros, lo que supone más de un 10% del PIB", aseguró Moratinos, que añadió que casi un tercio del valor de las multinacionales españolas en la Bolsa de Madrid corresponde precisamente a sus inversiones en América Latina.

En este sentido, recalcó que las empresa españolas apuestan hoy en día por el desarrollo de los países iberoamericanos y la permanencia con compromisos estratégicos a medio y largo plazo, lo cual a su juicio, es consecuencia también de la política exterior del Gobierno socialista, a través del "contacto y diálogo" permanente con los agentes sociales.

GESTIONES DIPLOMÁTICAS "AL MÁS ALTO NIVEL".

Así, destacó el papel jugado por las oficinas comerciales de las embajadas en gestiones de apoyo en todos los ámbitos y aseguró que los embajadores están "constantemente llevando a cabo gestiones al más alto nivel" en la defensa e impulso de las empresas españolas para llegar a acuerdos de protección de inversiones con acuerdos de promoción y protección recíproca a las inversiones.

En este sentido, utilizó el caso de Bolivia de ejemplo de cómo, desde el "respeto" al resultado de las elecciones democráticas que pusieron en el poder a Evo Morales, la gestión del Gobierno ha garantizado que se mantenga un marco de "seguridad jurídica" para que Repsol continúe su presencia en el país.

No obstante, al ser interpelado por el PP sobre la respuesta que el Ejecutivo dará al gobierno argelino por la revocación de un contrato de explotación gasística con Repsol en favor de la francesa Sonatrach, Moratinos se limitó a señala que "lamenta el problema" entre ambas compañías.

El ministro reiteró que la relación de España con el Norte de África está "mucho más estructurada" que en la época del Gobierno del Partido Popular y aseguró que el incidente no afectará a otros acuerdos energéticos alcanzados con el país