2 de julio de 2009

España no subirá impuestos, cualquier medida sería "moderada"

Por Manuel María Ruiz

MADRID (Reuters/EP) - El presidente del Gobierno español dijo el jueves que el Ejecutivo no tiene planes para subir los impuestos.

"No tenemos ninguna intención de subir impuestos y, en todo caso, si hay alguna medida coyuntural, será muy moderada", dijo José Luis Rodríguez Zapatero en una entrevista con Radio Nacional de España.

Zapatero aprovechó para recordar que el Gobierno ha bajado impuestos por un alcance equivalente a dos puntos del Producto Interior Bruto (PIB) o 20.000 millones de euros, lo que sitúa a España siete puntos por debajo de la media de la Unión Europea (UE).

También señaló que éste ha sido el primer Gobierno de la democracia española que ha reducido el impuesto de sociedades.

"Estamos en un momento de presión fiscal muy razonable y mi objetivo es que la presión fiscal siga siendo moderada", dijo.

"No habrá ninguna decisión en materia impositiva o en materia fiscal que suponga volver a tiempos en que la presión fiscal en nuestro país estaba por encima del 34 por ciento", añadió.

Después de que el Gobierno decidiera recientemente una subida de impuestos sobre las gasolinas y las labores del tabaco, la impresión generalizada es que el Ejecutivo elevará algunos impuestos más en la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado para 2010 en el próximo mes de septiembre.

Sobre esta materia, las ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, dijo recientemente que el Gobierno pasaría revista a todos los impuestos.

DATO DESEMPLEO "MUY BUENO"

En relación al dato del desempleo registrado de junio que divulgó el jueves el Ministerio de Trabajo e Inmigración, el presidente del Ejecutivo mostró su satisfacción y resaltó que las medidas anticrisis adoptadas por el Gobierno están dando fruto.

"Es un dato muy bueno, en dos meses, mayo y junio, el paro (desempleo) ha bajado en 80.000 personas", dijo Zapatero.

El jueves, el Ministerio de Trabajo e Inmigración dijo que el desempleo cayó en junio en 55.250 personas.

"Tenemos que ser prudentes, pero esto quiere decir que las medidas del Gobierno están teniendo efecto y quiere decir que hay algún indicio de que la situación económica, al menos en este segundo trimestre, es mejor que en el primer trimestre", añadió

Zapatero atribuyó esta mejora de las cifras del mercado laboral a dos razones básicamente, tales como una fuerte inversión pública y medidas de apoyo a las empresas como en el sector del automóvil.

"Trimestre a trimestre tenemos que seguir mejorando desde que empezó la crisis", agregó.

¿MEJORANDO PREVISIONES?

Zapatero, que se mostró proclive a no sacralizar las previsiones, no descartó que la evolución de la economía en los próximos meses pudiera mejorar en septiembre las previsiones elaboradas por el Gobierno.

"Si el Gobierno acierta, si el contexto internacional es favorable, si el conjunto de la sociedad va recuperando la confianza - que también se ha recuperado, según las encuestas - seguramente mejoraremos las previsiones", expresó Zapatero.

Según el jefe del Ejecutivo español, para conseguir este fin, España ha de conseguir un acuerdo social, acelerar las reformas que impulsen el nuevo modelo de crecimiento económico y mantener el esfuerzo de inversión pública para contrarrestar el frenazo de la inversión privada en esta crisis.

Zapatero también indicó que no era apropiado dramatizar sobre el aumento de la deuda pública ya que su ratio frente al PIB en España es 20 puntos menor que la media europea. También señaló que las cuentas públicas españolas volverán a la disciplina de la Comisión Europea de Bruselas en 2012.

En cuanto al sistema financiero, Zapatero reiteró que es vigoroso y que el Fondo mixto (público y privado) de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) está diseñado para aquellas entidades que eventualmente haya que intervenir o aquellas otras que quieren fusionarse o aplicar una reestructuración.

ZAPATERO AGOTARA LEGISLATURA

El presidente del Gobierno dijo que no está en su horizonte adelantar las elecciones y que trabaja para acabar la legislatura de cuatro años que comenzó en 2008.

"Voy a trabajar por agotar la legislatura. He mantenido siempre el principio de que es buena la estabilidad, que es bueno cumplir los mandatos de cuatro años y salvo circunstancias excepcionales creo que es lo que debo hacer", dijo.

Zapatero recordó que España tiene por delante, a partir de enero, seis meses de presidencia de la Unión Europea y la lucha contra la crisis económica.

"Hay dos años sin elecciones, y yo haría un llamamiento a todas las fuerzas políticas a que redoblaran su actitud de colaboración y entendimiento con el Gobierno en la lucha contra la crisis económica", dijo.

(Información de Manuel María Ruiz, editado por Jose Elías Rodríguez en la Redacción de Madrid)